Etiquetas

miércoles, 3 de diciembre de 2014

GONG - I SEE YOU



Si algo tiene de épico el rock, es que sus protagonistas se resisten a morir, a desaparecer entre el polvo del olvido. Cuando la constante varía, y ya lo importante no es situarte en cabeza como velocista, sino reivindicarte como corredor de fondo, la presión se transforma, cambia de prioridad para dejar paso a una relativa facilidad creativa, sin las precipitaciones propias de ir con los tiempos contados. Las musas son esos personajes peregrinos de ideas prostituidas, que se aparecen alguna vez en la vida, para luego, por mucho que se las pretenda invocar, no hacer jamás acto de presencia, dejando la miel en los labios de aquel que un día tuvo el placer de probar su néctar en sus propias carnes.


Vivimos tiempos, en los que los viejos nombres, siguen luchando por su lugar entre los nuevos, en esa convivencia entre maestros y alumnos. Quizás ya muchos, no sean capaces de reavivar glorias del pasado, pero si de mantener unos niveles, mucho mas allá de conceptos como dignidad musical, refrendando su historia. Me sorprendió tener el nuevo disco de Gong en mis manos (no confundir con los míticos sevillanos de final de los sesenta), a pesar de que Daevid Allen volvió a revivir la banda a principio de los 90 y ha grabado, fluctuando las formaciones, cinco discos de estudio, incluyendo este "I see you" más varios directos. La historia de Gong es tan especial como la música de la propia banda.


Daevid Allen abandonó su Melbourne natal para viajar a París, donde conoció a gente como William S. Burroughs y allí comenzó sus primeros escarceos con el free jazz. Viaja a Inglaterra, estableciéndose en Canterbury, donde conoce a Robert Wyatt, Kevin Ayers y Mike Ratledge, formando con ellos en el 66, Soft Machine. Después de grabar el primer single, "Love makes sweet music", se embarcan en un tour por Francia, Alemania y Holanda. Al regresar a las islas, se le niega la entrada a Allen en el país aduciendo que le había caducado el visado. Allen se vuelve a Francia, donde se establece y forma Gong, para dar rienda suelta a esa amalgama de prog, sonido Canterbury,  lo que algunos llaman space rock y jazz, que envuelve su música.

Y nos encontramos en 2014 con este nuevo disco, rodeado de grandes músicos, que acompañan a Allen en este nuevo viaje, repleto de sonoridades envueltas de efluvios jazz junto a ese punto progresivo emparentado con gente como King Crimson o Genesis, cuando eran una banda brutal y no el dúo de acompañamiento pop de Phil Collins. Es justo y necesario mencionar el trabajo enorme que hacen ambos guitarristas, Fabio Golfetti y Kavus Torabi. Reconozco que este "I see you" me va creando adicción a medida que van sonando sus canciones y penetrando en mi cerebro. Desde esa pequeña locura inicial con el tema título a las guitarras rockeras de "Occupy" mezcladas con esos momentos jazz.


"When god shakes hands with the devil" se pierde en desvaríos psicodélicos, mientras "The eternal wheel spins" o "Pixielation" caminan por senderos más tradicionales del prog rock. "Syllabub"  se introduce de lleno en el jazz fusion mientras "This revolution" recitado salmo de la banda, junto al resto de viajes psicotrópicos en forma de canciones que forman este disco, como el "Beatle" "Thank you" o "Shakti", con ese atrayente "You see me" en respuesta al tema título. Gong van a estar girando por Europa, presentando este disco y todos los clásicos que atesoran en su repertorio.


1 comentario:

Alex Palahniuk dijo...

A fin de cuentas, la música es para los valientes. Como sucede con la vida en sí. No conocía a la banda, pero por las referencias, difícil que no me guste, la verdad. El Space Rock me chifla.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...