Etiquetas

martes, 14 de abril de 2015

MARTIN J. ANDERSEN - SIX STRINGS RENEGADE


Martes de Champions. Mientras Real y Atlético se baten el cobre, una cerveza corre por mi garganta y a las imágenes no las acompaña la tediosa voz de los comentaristas. El sonido ya lo aporto yo, y la verdad, es que me apetece blues rock, pero guitarrero, del que destila rollo salvaje y prende fuego a su paso. Una de las mejores bandas que ha dado el blues rock europeo, y diría que más allá, son sin lugar a dudas, los daneses Blindstone, que por cierto, este año giran por nuestro país, aunque su música no va a llegar al sur del sur. Martin J. Andersen, es su guitarrista y vocalista, y se ha desmarcado con este disco en solitario, que la verdad, está emparentado con el sonido de su banda, pero que recoge sus influencias y gustos, pasados por el tamiz blues rockero que le caracteriza y sin cortarse ni un pelo.


Curiosamente, su compañero en Blindstone, el bajista Jesper Bunk participa en este disco, compartiendo las cuatro cuerdas junto a Peter Bruun, mientras que de la batería se encarga Klaud Agerbo. "Six strings renegade", suena muy potente, blues, hard rock, y toda la magia que este guitarrista es capaz de desplegar, que dicho sea de paso, no es poca, ni mucho menos. Temas propios y versiones de temas favoritos, que hace suyos de la misma manera, y que a gente como yo, les hace disfrutar. "the fire burns within" te explota en la cara como un obús, con ese riff y ese solo, más propio de estilos más guitarreros que dejan claras a la primera, que este tipo no es un cualquiera, algo que ya sabíamos quienes disfrutamos desde hace tiempo con su banda. El tema título vuelve a desplegar un magnífico solo, dentro de un sonido más clásico del blues más guitarrero, mas rockero.


Por el mismo sendero suena "Dirty little angel", que goza de grandes dosis de melodía y un fantástico estribillo. Llega la primera de las versiones, esta de Frank Marino uno de esos guitarristas a reivindicar, y su "Strange dreams". Vuelta a un tema propio, heredado del mismísimo S.R.V., con "Never ending climb", que da paso a Iron Maiden, y fíjate tú, mi canción favorita de la banda, "The trooper", que suena muy heavy, potente, atrapando esa fuerza que tiene esta canción, con esta revisión totalmente instrumental. Sigue dando guerra con "Freak flag crying" y esa épica instrumental llamada "Anthem for humanity" que pone fin al disco, aunque antes rinde homenaje a J. Winter con una estupenda versión de "Stranger". Ya anda por ahí el nuevo disco de Blindstone grabado en directo. Mientras cae en mis manos, pienso seguir disfrutando de este buen disco.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...