Etiquetas

viernes, 10 de julio de 2015

MAGNA CARTA - LORD OF THE AGES


Desde el  día que decidí poner en marcha el blog, y creedme si os digo, que le di mil vueltas antes de decidirme a hacerlo, tuve claro que la función de este sitio, no iba más allá de dar salida a mis ganas de comunicar, a través de lo que soy capaz de escribir, intentando plasmar lo que la música significa para mi. El ser capaz, o intentarlo al menos, de contaros las sensaciones que me produce escuchar una canción. Conozco personas capaces de analizar la música, que me hablan de la afinación de una canción o de las distintos movimientos que la componen, con naturalidad y sabiduría. Y los admiro, pero esa no es mi liga, no tengo esa capacidad ni siento esa necesidad, lo mio se reduce a esa mínima y a la vez, máxima, expresión de dejar fluir las sensaciones.


Y esa es la vigencia que pretendo mantener en este sitio, el tener la opción, cuando escucho un disco que explora mis emociones, correr al teclado y contarlo de la mejor manera posible. Ante ciertas grabaciones, hay mil adjetivos capaces de definir y desgranar su contenido, pero yo esta tarde, después de volver a escuchar, reconozco que mucho -y ahora sé que demasiado tiempo después, "Lord of the ages",  de Magna Carta, lo primero que viene a mi cabeza es, belleza, que inunda este precioso disco de principio a fin. 


Lanzado en 1973, Chris Simpson, Glenn Stuart y Stan Gordon, se sacaron de la manga esta maravilla de folk prog rock, con la colaboración de Gordon Huntley, Graham Smith, Danny Thompson y Gerry Conway, que ayudaron a engrandecer aún más, esta impecable colección de canciones, que te obligan a volcar todos tus sentidos en sus formas sonoras. Esa exquisita y compleja dualidad, de una música rica en matices inspirada por la calidad de sus interpretes y esas fantásticas melodías vocales, que imprimen ese aura de belleza que comentaba anteriormente. Dejad que os de un consejo, aprovechad un rato libre y os regaláis el placer de su escucha.



8 comentarios:

Angel Ferrer dijo...

Es que es cómo tu lo cuentas lo que lo hace grande. Unas veces por ver que se coincide en las descripciones exactamente ( efectivamente Darkness se me colaron) y otras por leer cómo disfrutas de la música y nos descubres grupos. Queremos más bourbon!!!

bernardo de andres herrero dijo...

SOLO IMPORSTA LA PASION Y ESO POR ESTE BLOG ESTA DE SOBRA. El lp incrible. me gustan un poco mas los dos precedentes pero este es una delicia . una injusticia que este grupo no este mas arriba en la consideracion critica y publica

TSI-NA-PAH dijo...

Un disco que acuno mi adolescencia...Belleza pura. Pasion a ti te sobra amigo, se palpa en cada linea.
A+

Agilulfo dijo...

Cuando se es capaz de sentir algo como lo que el disco que dices entrega, se tiene ese sentimiento por la Música que no todos conocen. Gracias por traerlo de nuevo, gracias por la invitación y gracias por sentirlo.
Un abrazo,

Luther Blues dijo...

Hace poco que aterrice en tu bitácora y la pasión que enuncias esta palpable desde el vamos como antaño nos prestábamos los discos a quien mostrara un mínimo de interés . Voy a indagar mas en esta obra que presentas ya que me ha gustado bastante a pesar de que el folk no es mi fuerte . Un abrazo

PUPILO DILATADO dijo...

EXACTO!!! lo has descrito a la perfección ese 'no se qué' que te lleva a describir una canción, un disco, un artista, llámalo emoción, pasión, sensibilidad pero es más que suficiente para hablar de cómo te sientes al deleitarte con el arte de otros. Tu blog es así, ¡siempre ha sido así! y siempre te agradeceré que me hayas abierto los ojos (más bien las orejas) a la hora de escuchar y hacer justicia con las bandas de este país y esto ha sido gracias a tus palabras y a tus sentidos textos.

Sigo aprendiendo de tí bro'!

Javier de Gregorio dijo...

Tengo demasiado postergado el disco. No la idea de Magna Carta, a quienes vi en un directo en un cine de Madrid en la época inmediatamente anterior a la explosión de la movida. Un grupo para gourmets, para paladear su música y dejarse llevar por un cierto tufo de victorianismo progresivo. Voy a ver si los recupero. Gracias por encender la bombilla.
Saludos,
JdG

Carlos Tizón dijo...

Gracias a todos, si algo hace mágica a la música, es que 2 + 2 no tienen que ser siempre cuatro.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...