Etiquetas

viernes, 18 de diciembre de 2015

DON FERNANDO - Haunted by humans

Desconozco la razón, pero es cierto, que en estos últimos meses del año, mis sonidos están volviendo hacia el hard rock, por un lado, al que escuchaba en los 80, lleno de melodías y diversión, y por otro, a esas bandas que reivindican el riff por encima de todas las cosas y el mejor hard de los 70, sin perder la contundencia, tanto por el lado más clásico, como las que siguen arañando distorsiones desérticas. Será que al final la cabra tira al monte, yo que se, tampoco he sido nunca de teorizar demasiado con la música, prefiero entenderla como un sentimiento. Yo no tengo listas de grupos a los que tenga que criticar por decreto, porque es lo que te hace quedar bien. Tampoco creo en la defensa a ultranza, pero si en el respeto que muchos músicos se han ganado con el paso del tiempo, porque han sido banda sonora de mucha gente como yo, más allá, de la disección pura y dura de su música, por parte de algunos, que tal vez, pretendan hacer creer, que el rock and  roll no es sudor y lágrimas, risas y olor a cerveza, diversión y rabia contenida, todo ello expresado en una canción, en ese sentimiento de unión, aunque sea temporal con el que está en ese momento a tu lado. Leo, escucho, a gente, que aún comienza su camino en la vida, desde la sobrada preparación que le da estos tiempos, y la falsa seguridad de un perfil en una red social, mostrar o intentarlo, una supuesta superioridad moral e intelectual, ridiculizando todo aquello que no entiendo y alzando valores aprendidos en cualquier libro, en el mejor de los casos. Me asombra ver esas reuniones de palmeros, que quizás, sin el talento para convertirse en cabeza visible del rebaño, se esfuerzan en tener siempre una frase preparada y un aplauso fácil. Y ojo, que no pienso que la edad de nadie le coarte su sapiencia o preparación, pero si creo, que muchos están olvidando que la experiencia es un grado.


La vida es complicada, demasiado, y cuando sales a la calle, cuando te toca pelear realmente día a día, descubres que las cosas no son como imaginabas, que siempre habrá alguien dispuesto a pararte los pies, y a que a veces, hay que salir con la nariz rota, para dejar claro que no vas a hundirte en la miseria a las primeras de cambio. Pero otras veces, la vida es sencilla, tanto como poner un disco y dejarte llevar por sus ritmos, por sus sonidos, envolverte en su magia, sencillo y complicado, porque no siempre es fácil acertar con la tecla correcta. Una de esas bandas que me facilitan las cosas, que me transportan a su mundo, que se acerca siempre al mio, son los australianos Don Fernando, banda que ya ha girado por nuestro país, y que recuerdo que pasaron por ejemplo, por el añorado Serie Z. Sus sonidos desérticos, entroncados en el stoner, son de paladar asequible a quien disfrute con gente como Fu Man Chu o Hermano, por nombrar solo a dos bandas referentes del estilo. Este nuevo disco de los australianos, "Haunted by humans" suena muy contundente, incidiendo mucho en los riffs y en esa batería que aporta la potencia necesaria.

El disco se abre con la canción que da nombre al disco, con ese estribillo heredero de los mejores Monster Magnet. "Running and hidding" acelera el paso, imponiendo sus condiciones. Con "Why" se meten hasta las rodillas en sonidos más duros, especialmente en el estribillo. Imposible contenerse ante el ataque guitarrero de "If you say so". Cercanía a las oscuridad más doom es lo que un puede percibir en la lentitud de "Side of the road". Precisa e intensa suena la instrumental "Flight of the unknown". Melodías más características es lo que encontramos en "Insane" y en "Motherload". Con "Now you know", inciden en la fórmula de riffs por encima de todo y una base rítmica demoledora. Demostración de pegada en "Observation", antes de ralentizar los tiempos en la final "Older". Buen disco de Don Fernando, que tienen claro cual es punto fuerte y como explotarlo.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...