Etiquetas

martes, 18 de octubre de 2016

NICK CAVE AND THE BAD SEEDS - Skeeton tree

No es nada fácil conseguir sacar la cabeza a la superficie tras el maremoto que derriba todos los pilares sobre los que piensas que has cimentado tu metrópolis, y si no todos, si el más significativo. No es nada sencillo, cojer aire, y sin ser capaz de secar las lágrimas, mutar en trovador cuya pena se refleje en los rostros de los demás, como certera terapia de shock, que si no efectiva al cien por cien, se convierta en alivio pasajero bañado de dolor. Por muchas vendas que pongas a tus heridas, estas no se cierran cuando les ha sido arrancado ese punto de unión capaz de hacer inolvidables los pequeños momentos. Cuesta levantar la mirada y ver el resto del mundo seguir girando en su órbita, mientras tu sientes que eres incapaz de levantar la palanca del freno de mano. No todos tienen -tenemos- la capacidad de poner nuestro dolor en bandeja para el resto, de ser capaces de interpretar esa pequeña dosis de consuelo, aún a sabiendas de que ya nada será igual.


Ya  nada será igual en la vida de ese crooner maldito que es Nick Cave. La muerte de su hijo Arthur hace un año y poco, es algo que le dejará -como a cualquiera de nosotros- marcado para siempre.Y si bien es cierto, que buena parte del material de este disco, ya estaba escrito antes del terrible suceso, nadie puede apartar, el dolor que recorre cada una de estas canciones. "Skeleton tree" es un viaje solo de ida hacia ese lado más indefenso por íntimo de Cave. Una visita guiada a su infierno particular, como es costumbre en su carrera, pero esta vez con un itinerario lleno de lágrimas y espinas. Para este disco, los Bad Seeds son practicamente invitados de piedra, plañideras que acompañan el llanto, durante cuarenta minutos de asfixia y angustia, en la que la desnudez de Cave copa todo el protagonismo, relegando a un rincón a la banda. Unas canciones como "Magneto" o "I need you", son una simple muestra de la grandeza de un disco que se va a llevar al regazo una no buscada leyenda, con la que nadie hubiese querido jamás tener que bregar. Apaga las luces antes de entrar en este "Skeleton tree".


entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...