Etiquetas

domingo, 4 de diciembre de 2016

ALTER BRIDGE - The last hero

Por fin llegó diciembre, a tomar por culo ya el resto del año, árboles de navidad, luces, polvorones, cualquier excusa para quedar a tomar unas cervezas o lo que tercie. Las cenas de empresa no me gustan, no voy, los amigos ya me los elijo yo no un contrato laboral, aunque apoyar un rato el codo en la barra no se le niega a nadie, faltaría más. A mi me gusta la navidad, al contrario de mucha gente que le busca tres pies al gato, será que como yo tengo dos, gatas, se que tienen cuatro cada una de las mías. Además, aunque aún falten unas semanas, parece que el clima se está volviendo propicio, os hablo claramente de aquí, del sur del sur, que ya se que por tierras del norte, los niños en vez de con un pan debajo del brazo, vienen con una manta. Hoy llevamos un domingo de agua a muerte, de esas que piensas, quien fue el gracioso que hace un par de noches programó en la televisión la película Noé. Además mi equipo tampoco juega hoy, ayer le dimos un repaso a un clásico de la liga hispana, que lo sigue siendo aunque ahora juegue en segunda división, y sinceramente, el resto del fútbol, no es que me interese demasiado, cada vez me cuesta más sentarme frente a la tele a ver un partido, solo si es de mi equipo, al que además cuando juega en casa, lo veo en el estadio, donde realmente se vive el fútbol. 


Tradiciones navideñas, como lo de las listas de los mejores discos, de las que todos rajamos tela, pero luego nos gustan leer y sobre todo confeccionar. No se si es mi sensación, pero lo cierto es que llevo un par de años, que en los últimos meses me encuentro con grandes discos que se acaban colando con el tiempo casi cumplido en mis favoritos. Este año, octubre y noviembre han sido cojonudos, la verdad, a mi mes están haciendo pasar grandes momentos con discos como este "The last hero" de Alter Bridge. A ver, estos tipos raramente defraudan, y es que tener juntos en la misma banda a Myles y Tremonti no es algo de lo que pueda presumir a cualquiera, dos de las mentes más claras del rock de las últimas décadas. Aquí no se quedan atrás, y es que personalmente, una canción como "My champion" para mi ya vale un imperio. Dejan ver todas sus armas, guitarras enormes, melodías trabajadas, riffs brutales, esa variedad por la que saben moverse perfectamente sin perder ni un solo momento su personalidad, todo dentro de uno de los discos que va a estar entre los favoritos del año de este que escribe.

Canciones como "The other side", "Cradle to the grave", "This side of fate" o "Writings on the wall", no hacen más que mostrar a una banda en un estado de forma fenomenal, y yo para ser justos, hubiese eliminado un par de canciones, que no malas, pero si a un nivel inferior a la gran mayoría del resto, para facturar un discos simplemente impecable. Desde luego, Alter Bridge es una de las bandas con mas argumentos para seguir creyendo que el rock estará ahí dando guerra durante bastante tiempo.

No hay comentarios:

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...