sábado, 21 de octubre de 2017

MOUNT CANE -Bards

Recuerdo que la primera noticia que tuve de Mount Cane fue a través de mi querido Marc Sinner de los incombustibles Taquikardic Sinners que me hablaba allá por febrero de 2012  de este proyecto en el que se involucraba junto a Edgar y Jordi de los  tristemente desaparecidos The Eyes y su compañero de banda Kim, para enrolarse en las filas del stoner de carácter más clásico, es decir, aquel que enarbola las enseñanzas de Black Sabbath y Kyuss, cerrando la formación Axel. Tras un par de singles, y la marcha de Marc que ha sido sustituido por Dani de The Booty Hunters, al fin presentan su primer larga duración, un compendio de riffs y rabia bautizados con el muro sónico que consiguen crear. Lo suyo es ese stoner que creó las bases del género  junto a incursiones acertadas a las pantanosas orillas del sludge.


"Sea storm" abre el viaje, con ese bajo marcado, ritmo fuerte y pesado, casi puedes notar la arena del desierto en tu boca mientras cubres la travesía. "Our victory" se balancea en un peligros ritmo  que se va metiendo en tu cabeza sin visos de querer volver a salir. "Sight with no sense" posee un estribillo brutal mientras que "Come back" posee ese tipo de ritmo hipnótico cuyo bucle se convierte en un continuo vaivén sonoro. Más directo son"Tow truck" y "The boat". Trás la instrumental "Silver track" que se presenta como un oasis de calma entre tanta potencia, vuelven a las andadas con "Astro", "The destroyer", en la que aumentan considerablemente la velocidad, "Stone fist" y la final "Hell in me" que nos deja satisfechos ante un gran disco de stoner que marca el camino a seguir por Mount Cane.


No hay comentarios: