sábado, 22 de septiembre de 2018

'77 - Bright gloom

El tema de las influencias siempre ha sido algo peliagudo no nos llevemos a engaños. Yo soy de esa generación que facilitábamos las cosas a los demás cuando queríamos que entendiesen de que iba el rollo. ¿A que suenan?. Heavy a lo Judas, Accept o Maiden. Hard rock a lo Purple o Thin Lizzy. No estaba relacionado tanto con el sonido en si como en ser capaz de situarte por donde iban los tiros y nadie ponía pegas a ello. Ahora todo ha cambiado. No se si es porque existe mayor cultura musical o porque nos hemos vuelto más pedantes que nunca y queremos saber el doble o triple que cualquier hijo de vecino además de buscarles las patas que haga falta al gato. Creo que muchas veces se nos olvida lo más importante del invento este. Disfrutar. '77 son el claro ejemplo de este rollo. Muchos se han perdido versando sobre su influencia de AC/DC y digo yo que por tanto de otros clásicos del rock como Chuck Berry lo suficiente amplificado y electrificado. No voy a negar la más grande como dicen en el bar ni voy a tirar del famoso Var futbolero para comprobar si la jugada es polémica porque yo lo que tengo que decir de estos tipos es que sus discos y sus directos siempre han conseguido hacerme disfrutar a lo bárbaro.


Así que tras los cambios de formación y la incertidumbre que ello siempre conlleva, hace ya unos meses que salió este "Bright gloom" en los que '77 cambian de bando y acercan sus posiciones al sonido rockero primigenio de unos Black Sabbath tanto en los riff y atmósferas de las canciones como en la forma de cantar. ¿Seguro?. Diréis algunos. Pues si amigos, o al menos a eso me suena a mi, después ya sabéis que esto va por libre y el que se crea en posesión de la verdad absoluta que sea el primero en saltar al pozo. El disco "Bread & Circus", adrenalina, riff marcado y si, en las guitarras se nota la influencia de los hermanos Young pero ojo que la melodía de voz se columpia entre Scott y Osbourne. Y no será la primera vez, porque "Head's up" nos confirma ese querer por los riffs del maestro Iommi en una nueva faceta que creo que les sienta estupendamente, el paso de los riffs más festivos a estos más pesados. La misma propuesta nos encontramos en la "doom" "Who's fighting who" y piensas ¡coño, que bien suena esto!.

Me parece estar escuchando al más inspirado Ozzy en "Be crucified" aunque musicalmente si se aleja un poco del legado Sabbath para ofrecernos un medio tiempo rockero de alta calidad que con ese riff te pone las pilas. "Where have they gone" cambia el registro para llevarnos a ese sonido setentero influenciado por el blues rock con un gran solo de guitarra. "It's near" suena de muerte, puro hard rock. No os perdias ese riff de sabor clásico y los coros. Algo a reseñar en el disco es la labor vocal, realmente a un nivel inmenso durante toda la grabación. "You better watch out" suena actual a la vez que mantiene un curioso cruce entre el hard británico clásico y el southern rock. "Fooled by love" nos devuelve a los '77 que conocíamos de antes, hard clásico con mucha importancia al estribillo. "last chance" se convierte en adictivo con ese regustillo blues y esa calma tensa que consiguen añadirle mientras va subiendo la intensidad. "I want my money back" resucita esa pasión por Bon Scott y los Young que siempre se le ha reconocido a la banda dejándonos una enorme canción de camino. Cierra el disco "Make up your mind" que pone sobre la mesa toda su pasión por el rock and roll clásico de los cincuenta. Grandísimo disco de '77 que dan un paso adelante y ah, que no se me olvide, vaya portadón para poseerlo en vinilo.

No hay comentarios: