MEAN MACHINE - Rock n roll up your ass

La sensación de peligro siempre ha resultado atractiva. Dice el refrán que la curiosidad mató al gato. Y no solo al felino. El camino de baldosas amarillas seguramente quede muy bien en tu historia de instagram. Pero es en los recovecos donde se esconden el sudor y las lagrimas. Pump up the volume. Vieja tradición. El rock and roll no se hizo para gente agradable. Al menos cuando  no lo pones de cara a la galería. O tal vez si. Ese amplificador que te deja sordo temporalmente marca el camino. Llevamos demasiado  tiempo desvirtuando el rock, el punk. Quizás nos falte alguien con quien pelear. Tal vez al final conseguimos convertirnos en alguien normal. Vulgar. Pero no todo está perdido. Aún siguen existiendo bandas que hacen temblar las paredes. Que encienden un cigarrillo en honor del santo patrón Kilmister. Notas distorsionadas que saben a ácido y bourbon con hielo. A velocidad descontrolada. A diversión y riesgo a partes iguales. A no querer vivir para siempre.



Mean Machine están bautizados con la mala hostia de Lemmy y tantos otros. Aprendieron de carrerilla la cartilla de lecciones de Motorhead. Y de muchos más. Este nuevo disco es una puta declaración de intenciones. Su título ya lo muestra a las bravas.  “Rock and roll up your ass”. Su sonido no deja dudas. Ni quejas. Está concebido para romper en dos tu espina dorsal. Velocidad corrosiva. Punk y hard rock se dan la mano o lo que haga falta. Sin hacer prisioneros. A lo Motorhead de los primeros 80. Con Electric Frankenstein o unos Zeke hasta arriba de anfetas también  vigilantes Nunca un puñetazo en la cara supo tan bien como este trabajo de los de Barcelona. Dios salve al riff. Y a esas baterías infernales. Aprieto los puños. Esto no da tregua. Rock and roll amigos. Escapado de los infiernos. Más animaladas como esta son las que necesitamos.




Comentarios

Entradas populares