JANIVA MAGNESS Sings John Fogerty-Change in the weather

Cualquiera que disfrute de esta música nuestra que nos vuelve loco y nos da vida lo sabe. Adaptar el cancionero de otro artista es algo habitual dentro del jazz y el blues. Artistas que nos han dejado grandes obras en su voz pero con las palabras de otros para gloria no siempre del compositor. Otro modo de rendir homenaje a esas canciones que forman parte de la herencia musical no siempre de generaciones posteriores, a veces  incluso de compañeros de viaje. Janiva Magness ha decidido en esta ocasión redimirse a través de las canciones de John Fogerty. Janiva se muestra valiente en unos tiempos convulsos y complicados, donde los vientos del conservadurismo sobrevuelan los campos de la tierra del Tio Sam y predicen intransigencia plena. Janiva a preferido  acoger comopropio para este disco parte del cancionero más comprometido de uno de los músicos más relevantes de la música norteamericana. No es la primera vez que las canciones de Fogerty suenan en garganta ajena. Ni en forma de mujer. Ya lo hizo Melisa Lambert. Ahora mueve sus piezas Janiva Magness.



Este “Change in the weather” no es  una recreación exacta de las originales. Janiva las ha desposeído  de su esencia más rockera para sumergirlas en las raíces de la música americana. Blues y country se abrazan ante las composiciones de uno de los grandes genios de la música contemporánea y cobran vida propia y a la vez nueva en la garganta de Janiva. El respeto y la admiración al servicio del talento. Composiciones que se adhieren al alma. El feeling implicado a muerte en “Lodi” o “Don’t you wish it was true” junto a Taj Mahal. Me cala los huesos esa intimista revisión de “Have youever seen the rain”o la fuerza vital de “Fortunate son”. Janiva Magness me sabe a gloria en estos días lluviosos cantando a John Fogerty. Hay discos que van y discos que vienen. Discos que te acompañan para siempre y otros que cierran la puerta casi sin hacer ruido. Quizás este disco de Janiva Magness no termine en los altares donde cada vez va quedando menos sitio que ocupar. Pero estoy seguro que acabará sonando cada vez que mis ojos -o mis recuerdos- se posen en él.

Comentarios

Entradas populares