JOE BONAMASSA - Live at the Sydney Opera House

Me asalta ahora mismo una duda. Así por que si. De pronto. ¿Se sigue entregando la medalla al trabajo?. No lo se, en serio. Cada vez ando más desconectado. Y por ende menos cabreado. Cual es el último ágape del club de los ofendidos. ¿Los juramentos de sus señorías?. Yo que me asomo a Twitter como el que se asoma a la barra del bar, me lo paso pipa entre lecciones de dignidad varias y de superioridad moral por ambas bandas. Eso si. La proliferación  de gente que sabe de “tó” pero sin un carajillo en la mano supera las expectativas. Y las parrafadas sin influencias alcohólicas -excepto que seas un periolista de apellido centroeuropeo- no tienen gracia en si mismas. ¿Algún ofendido ya en la sala?. ¿Podría decirme si siguen dando la medalla al trabajo?. Ya se que puedo consultar en internet pero debo tener algún virus que me lleva siempre a Porntube. 



Si la siguen dando, Joe Bonamassa está empeñado en ser nominado cada año. Como Messi con los  Balones de Oro. Aunque yo sea más de Mágico Gonzalez. Y de Pepe Mejias. Que tenían mucho arte en sus pies. Y actitud. Bonamassa la tiene en sus dedos. Y el don de saber  estar en el sitio. Aunque es justo decir que se lo ha currado y mucho. Seguramente seáis capaces de recitar de memoria un puñado de guitarristas más brillantes. Pero ahí está Joe. Y que le quiten lo bailao. A mi me gusta mucho Bonamassa. Declarado fan confeso del guitarrista desde hace mucho. Y aunque acumulo directos del guitarrista, sinceramente le doy a la bienvenida a cada uno que saca. Ahora se nos presenta  con este directo en Australia, en el Sydney Opera House. Grabado en 2016 cuando presentaba el disco “Blues of desperation”. Acompañado  de sección de vientos esta vez se vuelca en el blues con el calor y color que esta siempre añade.

Desde la inicial -y clásica- “My train” hasta “Livin’ easy” que cierra el disco nos muestra al Bonamassa mas fiel a su estilo y traducción. Su guitarra como protagonista. Frío como el hielo dirán  unos pocos. Excesivo dirán otros. En el centro los que disfrutamos de un tran músico acompañado de una banda fabulosa. A mi me gusta Bonamassa. Cuando se acerca al hard rock. Cuando saca a relucir sus influencias del british rock. Cuando se agarra a sonidos más blues. El set list está basado lógicamente en el “Blues of desperation”, excusa principal del tour en cuestión. Por ahí van los tiros. A seguir disfrutando.

Comentarios

Entradas populares