HURACAN ROSE - Rara avis

Hay un chascarrillo que utilizamos últimamente en el curro. “Ufff, estoy reventado. En cuanto salga de aquí me meto en casa y hasta mañana”. El sentido del humor que no nos quiten. Que es de las pocas cosas que aún no cuestan dinero. Iba a decir que no están mal vistas. Pero no, seguro que alguno encuentra un sentido oculto por el que ofenderse. En casa mi mujer me dice: “Parece que va a llover” a lo que yo  contesto: “pues habrá que quedarse en casa”. Revistiendo la actualidad de normalidad. ¿Estáis viendo conciertos en streaming?. La verdad es que los grupos siguen salvándonos la vida. Alguno incluso liándola gordísima. Luego montan otras historias. El We are the world entre Sergio Martos de los Schizophrenic Spacers entre otros ha conseguido sacarme una sonrisa y mientras preparaba café, cantar como un poseso (y si, ha terminado lloviendo). Ya ando metido en el ajo. Miro hacia donde guardo la botella de Jim Bean y de reojo el reloj. Demasiado temprano aun. Pero nopara el puto rock and roll.

Siempre he tenido debilidad por las bandas del Pais Vasco. Y muy buena relación con sus gentes. Allí esta mi querido Rock n Talk con su programa de radio y sus efemérides rockeras. Que decir de los Inductions  y los Tiparrakers, si son como esos primos lejanos en distancia y cercanos en cariño.  Que alegría me da charlar con Mikel Jim, cruzar mensajes de WhatsApp. Luego están  otras bandas con las que no he cultivado ese vínculo personal pero si que me pienso batir con quien sea por defender el valor de sus canciones. Como es el caso de Huracan Rose. A los que conocí con su anterior lanzamiento que gastaba esa onda adrenalítica que tanto me gusta, a la que siempre termino volviendo por muchos vaivenes y tumbos que vaya pegando. 


Guitarrazos en vena desde Bilbao es lo que marcará el designio de los tiempos. Huracan Rose ya tienen sucesor de aquel "Canciones bélicas para días de paz". Este ataque masivo de punk rock vitaminado y acelerado se llama "Rara avis" y son nueve trallazos directos al rostro sin piedad ni compasión. Huracan Rose son de la tribu del rock and roll de energía desbocada y alto octanaje. Sin medias tintas. Sin concesiones. Quien coño las necesita. Aquí solo hay canciones salvajes como "Carmín y mil cuchillos" o la galopante "Amor con pistola". Estos tipos se han sacado de la mango, y del local de ensayo, uno de esos discos que puedes imaginar perfectamente como va a rodar encima de un escenario. Canciones para remarcar como "El caos de mi habitación" o "Fuegos artificiales" que han presentado con videoclip incluido. En definitiva, 28 minutos de rock and roll para mandar este jodido mundo a tomar por culo y encerrarte a dejar fluir la música. O mejor, cuando por fin esto acabe y volvamos a gritar las calles son nuestras, quedar con los colegas, quemar la ciudad y brindar en cualquier garito con Huracan Rose como jodida banda sonora.


Comentarios

Entradas populares