Etiquetas

viernes, 12 de agosto de 2011

POISON "OPEN UP AND SAY....AHH!

Hoy nos hemos despachado con otra mala noticia para los que amamos el rock, de esas que desgraciadamente, recibimos demasiado a menudo ultimamente. Jani Lane se marchaba hoy para siempre, a los 47 años, aun no se sabe el por que, pero se insinua que se le podria aplicar aquel tema de Alcatrazz, "Too young to die, too drunk to live". Cada dia van y vienen personas, unas conocidas y otras anonimas, pero el mundo sigue adelante. Lane quizas no es una de las grandes rock stars que ocupara unos minutos en los telediarios ni portadas o grandes lamentos, pero si que forma parte de esa generación de musicos que llevo el hard rock a su gloria ochentera con sus Warrant, y que para los que vivimos aquellos dias, formo parte de nuestra vida y banda sonora.



La desaparición de Lane, mas alla del dolor que supondra para sus allegados, y el sentimiento que albergara en los fans mas acerrimos de su banda -o ex banda, aunque siempre sera el cantante de Warrant-, para mi si forma parte de la desaparición de un poco de mi historia, de aquella que se coció en los 80 cuando me introduje en el mundo del rock, aquella que escribieron las bandas de la NWOBHM, el hair metal, el sleaze, los Monsters of Rock, la hormonada adolescencia con pantalones elasticos y chupas con parches, que soñaba con montar en Harley al ritmo del "Girls, girls, girls" o escandalizar al mundo como Wasp o Twisted Sister con su actitud provocativa. Por eso la noticia de la muerte de Jani, me ha hecho rebuscar entre mis cds, y podria haber elegido cualquiera de los dos primeros discos de Warrant, o White Lion, o Faster Pussycat o cientos mas, pero he cogido este "Open up and say....ahh!" de Poison, una de las bandas que quizas, mejor representa el espiritu del hard rock de aquellos dias.

Recuerdo cuando me compre el primer disco de Poison, con esa portada en la que aparecian como cuatro barbies travestidas y el aire festivo y contagioso que tenia su musica. Una banda que en su primer single ya pedia que le dijeses cosas sucias, estaba preparada para hacerse un hueco entre nosotros. Realmente podria hablar de cualquiera de sus tres primeros discos, porque los tres me parecen geniales. Poison no eran ni querian ser lideres de nada o nadie, no buscaban ser reconocidos por su legado musical, ni copar las portadas del guitar player, solo querian divertirse, divertirnos y transmitir esa sensación de que el rock esta lleno de excesos, y que solo el sexo es mejor que una buena canción.

En su segundo disco, lanzado en el 88, "Open up and say....ahh!", Poison dejaron algo de maquillaje por el camino, pero el mensaje era el mismo, el que necesita un tipo de 16 años como yo, cuya mayor preocupación era vivir el estilo de vida rockero y no pensar en el mañana. Y posiblemente, no, seguramente, habia muchos discos y bandas que me gustaban mas que Poison, que me hacian moverme mas, y con los que me sentia mas identificado, pero las historias de Bret, CC, Rikky y Bobby eran grandes compañeros de fiesta, y de sueños con rubias siliconadas entre bañeras de champagne y rios de bourbon, que corrieran por las curvas de macizas de esas que solo salian en los videoclips, sueños con "Love on the rocks".

La filosofia de la banda era clara, como la de una generación de musicos que vivieron aquellos dias, y que supieron transmitirla perfectamente, "Nothin but a good time", y quien necesitaba mas preocupaciones con 16 tacos que conseguir algo de pasta para comprar discos y que nunca faltase una cerveza con los colegas. Colegas con los que hablabas horas y horas sobre tal y cual disco, sobre si se habian vuelto muy comerciales, sobre si el rock dominaria el mundo, con los que una y otra vez, solo querias "Back to the rocking horse", porque el mundo era tuyo, el futuro era tuyo, y te veias capaz de echarte lo que hiciera falta a la espalda para "Tearin down the walls".

Poison eran divertidos, pero ademas sus canciones sonaban bien, De Ville sacaba solos muy molones de su guitarra, de esos que no se juzgan por acordes o escalas, sino de los que te hacen tocar una guitarra imaginaria, que es el mejor argumento que te puede dar una banda. Sus videos eran todo pose y buen rollo, y tias, muchas tias, a fin de cuentas todos hemos vivido dias locos, sabados de fiesta, con la adrenalina a tope, y niñas pijas que te miraban y sonreian, pero que parecian conocer solo una cancion de Poison, "Look but you can´t touch", aunque a veces habia suerte, aun recuerdo, como aquella canción de Winger, "Seventeen", aunque el que tenia 17 era yo, y ella veintitantos, y me enseño lo que era un buen "Good love", aunque eso es otra historia.

No se como sera ahora la juventud, supongo que igual, pero yo me sentia y ejercia de rockero las 24 horas del dia. Recuerdo mi dormitorio, empapelado de posters de tipos con pelos largos y chaquetas de cuero, mi madre no sabia si era un macarra o es que me gustaban los tios, o ambas cosas, en cierto modo, como dictan las normas de la adolescencia, era un "Fallen angel", y en casa no me entendian, porque no entendian el rock, ni falta que les hacia, que aquello no era su rollo, como decian Loggins y Messina, "Your mama don´t dance", and your daddy don´t rock and roll.

Ahora curro como un cabrón, y me levanto cuando aun no estan puestas las calles, pero en aquellos dias, mi mayor problema era el instituto, donde siempre habia alguna chica que no te veia como un tipo raro, y a la que intentabas conquistar grabandole alguna cinta con baladas, porque las baladas heavys eran las mejores, te rebanabas los sesos metiendo en una tdk de 60 minutos canciones como "Is this love", "Sweet child o mine", "Love at first sting", "I remember you", "Heaven" y por supuesto, nunca podia faltar "Every rose has it thorn".



Hoy me he vuelto a empapar este disco, y las circunstancias no son las mismas, aunque en el fondo yo sigo siendo el mismo, pero con todo lo que te va dando el paso del tiempo. Y esta claro, que cada epoca tiene su historia y su encanto, y no es lo mismo escuchar a Poison en el 88 que en el 2011, ni escucharlo con 16 que con 39, aunque afortunadamente, su musica me sigue transmitiendo a cada musculo de mi cuerpo esa sensacion, de que el rock es divertido, el rock es fundamental, y que lo importante, por encima de crear escuela o dejar legado, es que cada vez que suene tu nombre, no se busque nada mas que pasar un buen rato.

9 comentarios:

paulamule dijo...

Aunque nunca ha sido mi tipo de música preferida, lamento profundamente la muerte de Lane.
Descanse en paz.
Salud.

Alex Noiser dijo...

Lo de Lane ha sido una putada, pero bueno, tú mismo lo dices: la vida sigue. Sobre Poison, joder, qué disco más grande, pero dónde esté el debut... con esa mítica portada, que se quita lo demás xD.

Saludos!

Ofersan dijo...

DIscazo!!!! En su momento contaba los días para su edición, creo que es de los pocos que temgo en CD, LP y K7, me marco mucho!!!!!Saludos

Lily dijo...

Muy buen post, y muy bien reflejado el sentimiento de esos años

dregenwar dijo...

la vieja todavia me mira raro cuando me ve con una revista cuya portada es un tio sudoroso con el torso desnudo... aunque creo que todavia me miraria peor si me viese con las tipas que he estado.
nunca le preste demasiada atencion a Warrant pero lamento lo de Lane. espero que alla donde este continue la fiesta.
respecto a posion, tio, sus dos primeros discos son brutales... sin mayores pretensiones que pasar un buen rato, y vaya si lo consiguieron.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Es una pena lo de Jani Lane. Lo vi ayer por la mañana y me sorprendió bastante, y eso que hace no mucho estuvo en prisión por problemas del alcohol. He leído las palabras de Sebastian Bach y han sido muy emocionantes y honestas. Es lo duro que tiene ser rockstar por un momento y ver que luego estás solo en una habitación de hotel para cuando quieres darte cuenta.

De Poison, la verdad es que el primero me parece el más flojo, suena mucho peor, es demasiado ochentero, creo que con los tres primeros cada uno es mejor que el anterior. Son clásicos a su manera. Este que comentas tan bien vía los títulos de las canciones es el que más fama les dio y en efecto eran para eso, pasar un buen rato.

Mr. Thunderstruck dijo...

La verdad es que desapariciones como la de Lane dan mucha pena. En cuanto a Poison, discos perfectos para montar una buen fiesta y estar felices. Dudo hoy que los adolescentes disfruten tanto de la música como lo hicimos nosotros. No se puede ni comparar. Saludos!!!

y tambien metal dijo...

los ochenta fueron enormes, hubo de todo y en abundancia, el exceso fue la norma y asi han acabado algunos de los artifices, algunos estan en proceso de acabar y con el tiempo nos enteraremos de alguno mas que cae, pero que nos quiten lo bailao, yo volvería.
El disco de poison es un disco imprescindible por si solo

King Piltrafilla dijo...

De Poison me quedo el Flesh & Blood.
¿Así que yo no era el único pardillo que hacía eso de grabar baladas heavy para las tías? ja ja ja

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...