Etiquetas

sábado, 19 de noviembre de 2011

BANG TANGO -PISTOL WHIPPED IN THE BIBLE BELT



Aun recuerdo la primera vez que escuche a Bang Tango. Un colega me grabo en una cinta su debut "Psycho cafe" por una cara, y el primer disco de Little Angles "Don´t prey for me" por la otra. Como pasa el tiempo, porque estamos hablando de 1989. Es lo que pasa con estas cosas, que muchas veces inherente a la musica hay historias relacionadas con ella que forman parte de tus vivencias. Volver a escuchar ciertos discos no es solo disfrutar y emocionarte con sus canciones, también es rememorar personas, lugares y momentos bañandos del recuerdo.


Como decia, me la grabo un amigo en el instituto. En aquella epoca no eramos muchos, y en clase solo el y yo, asi que desde el primer dia fue como blood brothers, entre tanta gente que pretendia parecerse a George Michael, Mecano o Madonna, dos tipos, cargados de sueños llenos de riffs y melodias,  que querian ser Blackie Lawless -el- y el jodido Lemmy yo, desentonaban como Little Richard en una convencción del Ku Kux Klan. Desafortunadamente, un dia decidió romper con el rock y todo lo que habia alrededor y abrazar la fé, desapareciendo como si se lo tragase la tierra y vendiendo todos sus discos. A mi me regalo el "Assault attack" de MSG, porque sabia que yo amaba ese disco. Aun nos encontramos por ahi, ahora es un tipo serio, con negocio propio que  afortunadamente le va bien y una persona conocida. Yo....... en cierto modo sigo siendo aquel chaval cargado de sueños que sigue sin encajar demasiado bien en casi ningun sitio.



Volviendo a la musica, han pasado ya 22 años desde que los californianos sacaron su primer disco, en una epoca en que multitud de bandas presentaban una propuesta parecida, ese hard rock con aires glam, embutidos de sonidos accesibles al gran publico pero a la vez con es peligrosidad que se negaban a perder. Su primer disco llego al numero 58 de los charts, y la verdad es que fue uno de esos discos que tan bien representan la epoca, ademas de un pelotazo de hard de primera. 

Bang Tango sigueron sacando discos, dos mas hasta el 94, en que todo este tipo de bandas fueron borradas de la primera plana actual. Y como la mayoria de grupos que sonorizaron los 80, han ido apareciendo y desapareciendo, sin importar lo mas minimo a la mayoria de la gente, pero siempre con interés de los que crecimos y amamos esta musica. Cinco años han pasado desde su ultimo disco, y ahora Joe Leste, Alex Grossi, Lance Eric, Anthony Focx y Trent Anderson, presentan este "Pistol whipped in the bible belt",  10 temas que dejan mas que un buen sabor de boca, y que tengo que reconocer que me han sorprendido.


Ese inicial "Dick in the system" con su riff y un Joe Leste como maestro de ceremonias recordandome en algunos pasajes a Ian Astbury ponen la cosa interesante. "Suck it up" suena muy sleaze con un estribillo que derrocha todas las cualidades del genero. Continua la marcha con "Our way" y esos riffs que te recorren la espina dorsal junto a una melodia chulesca. Bang Tango no inventaron nada en su dia y tampoco pretenden hacerlo ahora. En su dia hubo quien los comparó a Aerosmith,  pero ellos han elegido el lado mas macarra.

Guitarras ardiendo en "Bring on the world" con un riff obsesivo que da paso a una especie  aquel funk metal que tan poco duró y que sinceramente no lo convierte en lo mejor del disco a pesar de que el estribillo salva la canción con honores. "Have you seen her" es el tema que mas me ha atrapado de todo el disco, con ese inicio que me recuerda horrores al "Knocking on heavens door" version Guns n roses, y que al principio me dejo un poco desconcertado, pero poco a poco va introduciendome en el tema, repleto de matices y que Bang Tango bordan con un feeling que corta la respiración.


"Live life" vuelve a la macarrada general con parrafada inicial a lo Dave Lee Roth y unas guitarras de nuevo de aupa. "I like it" tiene un sabor mas añejo y accesible a la vez, de estos temas que te acompañan como un susurro. "Boom box seance" trata de seguir el sendero de la anterior pero se queda por el camino, quizás el mas flojo del disco. Vuelven las guitarras duras con "Drivin" con un saborcillo sureño y una melodia a lo Dogs d´´amour, o lo que es lo mismo el british rock de toda la vida que entra a la primera. Para terminar el tema de largo titulo que da nombre al tema, una bacilada que bebe y mama del rock and roll y que quizas le falta algo de garra. El disco comienza con un aire sleaze/glam que tira de espaldas para ir adentrandose un poco en el rock mas clasico al final.


Este disco no va a cambiar el mundo ni los va a devolver a la primera division, y a lo mejor ni a la segunda, pero es un album entretenido, que quizás con un par de temas menos hubiese sido mas redondo, aunque leyendo las declaraciones de la propia banda y viendo su sinceridad, me doy por satisfecho con el resultado:
“En primer lugar, no queremos cambiar el mundo con este disco, sólo esperamos que a los viejos y nuevos fans les guste. Entendemos que siempre habrá gente que lo comparará con los primeros discos, pero nosotros sólo queríamos hacerlo. Teníamos muy buenas ideas y queríamos darle algo nuevo
a los fans, amigos y familia, quienes siempre están presente en los shows.“

4 comentarios:

Ofersan dijo...

Lo tengo pendiente, adoro los Bang Tango originales, esto no es lo mismo, pero a Leste siempre le dedico unos minutos. Saludos

ROCKLAND dijo...

¡Ostras!, no sabía que Bang Tango había editado nuevo material. Me lo apunto como deber.
Todavía recuerdo con mucho cariño ese sensacional "Psycho cafe", una mezcla de hard con toques funk de primerísima calidad.

Saludos.

Alex Noiser dijo...

Dios, ese "Psycho Cafe" era tremendo. Me quedé ahí, pero joder, voy a ponerlo que era impresionante :).

Saludos!

rockeandobcn dijo...

El tiempo pasa pero siguen conservando su esencia
http://rockeandobcn.blogspot.com.es/2012/04/bang-tango-pistol-whipped-in-bibble.html

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...