Etiquetas

lunes, 19 de marzo de 2012

`77 + CRISIX -SALA LA VACA- PONFERRADA 10/03/12 (PT2.)


Este sábado tuvimos ración doble en Ponferrada, por un lado ’77 con su propuesta de Hard Rock setentero y a continuación CRISIX con su Trash Metal descarado. Lástima que el personal no se animase a ir a la Sala La Vaca en esta calurosa noche de marzo a ver juntos a dos de los más prometedores grupos de la escena española (cada uno en su faceta), sobre todo con el precio anti crisis de 12 euros que costaba la entrada.

Después de que ’77 nos diese todo un repaso con sus “Hight Decibels” a las apenas 60 personas que nos congregamos en la sala, salieron en tromba CRISIX con “ASFH” de su, por ahora, único trabajo “The Menace” canción que por cierto abre el disco. Al instante me quedó patente que el personal venía a ver a CRISIX y que les tenían ganas, ya que si bien éramos pocos, la mayoría eran revoltosos y totalmente entregados a la causa con saltos, giros y circle pittings en la pista continuamente animados a hacerlos por parte del grupo, lo cual me hacía temer por mi integridad física y sobre todo la de mi cámara.
 
 
También me quedo claro que CRISIX no son la típica banda de Trash Metal al estilo tradicional, más bien un grupo que disfruta encima del escenario y lo da todo, aunque sea para 60 personas. Desde el primer momento hicieron gala de una profesionalidad fuera de serie encima de las tablas así como de una actitud encomiable que quedaba patente en las sonrisas de oreja a oreja que lucieron los integrantes de la banda durante todo el concierto y que se aleja mucho de la imagen de tíos duros que suelen dar estas tipos de bandas, pero no por ello no hacen ruido, ya que nada más salir empezamos a botar de los decibelios que nos venían del escenario.

Siguieron con “Dead By The Fistful of Violence” arrasando como una apisonadora por el local con una fuerza y descaro que me hicieron recordar a los Anthrax de toda la vida, los de los 80. El personal seguía a lo suyo, a disfrutar del concierto que empezó a tomar su punto álgido cuando comenzó a sonar la rabiosa base rítmica de “Internal Pollution”, seguida de “Flesh-collector Machine” y “Spawn” que sonaron atronadoras por toda la sala.
 
 
Como os comentaba me sorprendió la profesionalidad del grupo, más que nada por la juventud de este, con un Juli a la voz totalmente integrado con el público y flanqueado por los hachas Busi y Requena. Del bajo se encarga un hiperactivo Marc que lo dio todo esa noche y de aporrear la batería como si le debiera dinero se encargaba Javi. Es tanta la experiencia encima del escenario de la banda y lo bien que tienen montado la puesta en escena que mientras dedicaban la siguiente canción a los ’77 se intercambiaron los instrumentos y sin darnos cuenta empezó a sonar “Hit the Lights” de Metallica con un Busi a las voces que me hizo recordar otros tiempos. Casi sin darnos respiro siguieron con la “Antisocial” de Trust que tan de moda puso Anthrax y ahí si que me acabaron de ganar. Joder que versión se sacaron de la manga con un Busi totalmente venido arriba cantando “Antisocial”, tíos que buenos recuerdos me trae esta canción!!.

A estas, y después de reordenar el grupo, le siguió “Brutal Gadget” en las que el Juli se sacó unas maracas del chaleco quedándose totalmente con la peña y arrancándonos unas sonrisas, a la que siguió “The Last Monkey” con un Juli haciendo totalmente el mono, lo que me dejó patente que además de calidad musical estos tíos cuidan la puesta en escena al máximo.
 
 
Ya pensaba que lo había visto todo cuando empiezan a despedirse de Ponferrada mientras sonaba la magnífica “Electric Possession” y veo pulular por el escenario a un par de tíos encapuchados. En lo que le tardo en comentar a la churri “si fueran Alice Cooper ahora se montaba”, los tíos pillan al Juli y lo sientan en una especie de silla eléctrica para darle unas descargas, y esto sin parar de cantar. Tíos, esto no es Trash de andar por casa, esta peña son grandes, tienen un futuro prometedor!!.

Para terminar interpretaron “Ultra Thrash” con las paredes de la sala a punto de reventar y con un público enfervorizado que no se quería ir. Quería hacer melés, jugar al futbol, patear la pista, seguir escuchando buena música y sobre todo disfrutar de estos tíos que tan bien lo estaban haciendo.

Pero por desgracia todo llega a su fin, aunque como compensación te vas con una sonrisa de oreja a oreja que te la han contagiado los CRISIX con su buena música, su puesta en escena, su actitud y sobre todo con su profesionalidad.

No os los perdáis en directo, merecen la pena, en serio. Os lo vais a pasar muy bien con esta gran banda.
 
Fotos y texto by Bergidum.

No hay comentarios:

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...