Etiquetas

viernes, 6 de abril de 2012

VANDERBUYST -IN DUTCH


El otro dia leia en P.I. G. Style, uno de los mejores blogs sobre metal extremo que conozco,un amargo alegato de su creador Pedro, sobre como interesantes giras pasan de largo nuestro pais, quizás debido a la poca afluencia de gente a los conciertos. Y es cierto, que a veces resulta triste ver el aforo en ciertas salas. Yo no soy dado a valorar la autenticidad de nadie, ni mucho menos, y aunque creo que la salsa del rock está en directo, a nadie se le debe o puede cuestionar si va o no a conciertos.

Yo llevo una racha, que problemas familiares o logísticos, me han hecho perderme a The Last Vegas, Stacie Collins o Fleshtones y me van a hacer perderme, con todo el dolor del mundo a los Dirty York. Muchas veces mil razones, todas igual de validas para no acudir a la cita mas sagrada del rock. Ya sea falta de pasta, por motivos familiares, trabajo, o simplemente porque no te da la gana, nada de eso es discutible ni cuestionable,y yo desde luego, nunca lo hago. Allá cada cual con su forma de entender esta historia. Solo hay una cosa que realmente me cabrea, es cuando alguien me dice, que no va a ver una banda, porque no la conoce.


Y me fastidia, porque eso es muestra de vagancia. En estos tiempos, que tienes el youtube, el spotify y no que se mas, desconocer como suena una banda, es porque te da la gana y punto, no me parece excusa,. Di que no te sale de los cojones, y a tan a gusto, pero al menos, molestate en levantar el dedo, ponerlo en el ratón y escribir en google el nombre de la banda. Ahora las cosas han cambiado, yo he ido a conciertos a ciegas (que es diferente a ir ciego, nunca me he puesto antes o durante, siempre despúes. Esta bien tomar unas copas, pero no entiendo eso de ir a un concierto para no enterarte de nada de lo que pasa sobre el escenario).

De momento, tengo varias fechas grabadas como indispensables, en mayo Hogjaw, en junio Little Caesars, en julio Tygers of Pan Tang, y el primer fin de semana de noviembre, la edición del Z de este año, que viene con unos precios cojonudos, 40 pavos el abono para los dos dias, hasta el 30 de abril. De momento están confirmados,  White Cowbell Oklahoma, Jim Wilson, Flaming sideburns, Kentucky bridgburners (la nueva banda de Blaine Cartwright y Ruyter Suis). Como cabezas de cartel, el del viernes, es una bomba, aunque me tengo que callar la boca porque aun no está anunciado por la organización, y del del sabado que decir, ni mas ni menos, que Y&T, en su tour del 30 aniversario del Black Tiger.


Todo pinta, a que el sabado será un dia mas hard rockero, de momento a los de Meniketti, les acompañan los holandeses Vanderbuyst, cuyo disco "In Dutch", es uno de esos discos que cualquier fan del hard rock deberia tener, y si aun no lo posee, ya va tarde. Este trio holandes, mira hacia el hard de los 80, pero a ese que se facturaba principalmente del 80 al 84. Por sus canciones, habitan MSG, Vandenberg, U.F.O., los Thin Lizzy mas heavys o los propios Y&T, antes de que el hard conociese la brillantina, la laca, la radio y los videos de la MTV. 

No se como funcionaran estos tios en directo -ya lo comprobaré en noviembre-, pero el disco es una autentica pasada, a pesar de contar con tan solo ocho canciones. Desde la inicial "Black and blue", Jochen Jonkman (cantante y bajista), Barry van Esbroek (batería) y Willem Verbuyst (guitarrista), con esos riffs de sabor clásico y ese aroma a heavy rock de principio de la década de los 80, dejan claro que es lo que nos traen. "Into the fire", me trae a la cabeza a Dokken, pero con un sonido mucho mas aguerrido.


El riff inicial de "Anarchistic storm" es puro Michael Schenker, para ir desembocando en un sonido mas entroncado en la NWOBHM, una mezcla poderosa que suena muy, pero que muy bien. "String of beads" rememora los sonidos mas potentes de la banda de Phil Lynnot, con unas guitarras soberbias y esa forma tan particular de afrontar las melodias vocales por parte de Jochen, emulando a Phil. "Leaving the living", vuelve a mirar hacia la inglaterra de principio de los 80, con aires a lo Diamond head, y un sonido muy poderoso, pero sin abandonar la senda del hard rock, o mejor dicho del heavy rock.

No se si a Willem Vanderbuyst, la ha influido mucho la figura de Michael Schenker, pero de nuevo las guitarras de "Reap the fields" y el tema en general, recuerdan a los mejores tiempos del rubio alemán. La progresión de sonidos se vuelve mas poderosa en "KGB", mirando hacia ese hard rock que evolucionó hacia el heavy metal hace treinta años. Cierra el disco, "Where´s that devil", un tema, como diria, desconcertante. Un medio tiempo, en el que la forma de cantar del vocalista holandés, me trae a la cabeza a Leonard Cohen. Una canción que poco a poco, con su ritmo pausado, me fue convenciendo.


Quizás no aporten nada nuevo, y para alguno suenen demasiado antiguos, pero yo he disfrutado muchísimo con este "In dutch", que se me hace demasiado corto. Aqui no hay artificios ni historias, solo tres tipos, tocando la música con la que han crecido, lo cual, ya dice mucho a su favor, siempre es bueno y honesto, tener presente a tus heroes. Los veré en el Serie Z, espero que no pequeis de vagancia, y haais por escuchar algo de estos holandeses.

No hay comentarios:

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...