Etiquetas

sábado, 12 de mayo de 2012

LOS MADISON-COMPAS DE ESPERA


Reconozco que cruzarme aunque sea de pasada con el término pop, me produce cierto repelús. En parte por esa parte de complejo rockero que nos instruyó en ver el pop como el enemígo a batir, aun recuerdo las peroratas que lanzaban algunos iluminados en publicaciones como la Heavy Rock. Y en otra, por la bastardización que han hecho de el discográficas, emisoras de radios y otros animales de compañias, mas preocupados en el color que emanaban sus billetes y cuanto abultaban en su bolsillo, que en difundir el mensaje de unos músicos que se dejaban el alma en el intento.

Este pais ha sido testigo de una generación de músicos que pueden enmudecer a hordas extranjeras, casos como Los Secretos o Nacha Pop, donde la elegancia revestia aquellos sonidos fabricados para llegar no solo a un público avido de sensaciones, también a aquel al que jamás le pasó por la cabeza consumir música, mas allá del videoclip de turno o la canción del verano. Por eso a veces es incluso hasta doloroso, ver cual es el relevo generacional que unos jerifaltes diplomados en marketing pero no en guitarras, han elegido para tomar la antorcha de unos hermanos Urquijo o un AntonioVega.


Afortunadamente, la música va mas allá de los intereses particulares del programador de turno de los 40 principales, y tras las barricadas del trabajo duro, sigue atrincherada gente dispuesta a exprimir hasta la última gota de locura para que la música haga honor a su nombre. Y por eso, siguen apareciendo bandas, que quizás nunca pasarán mas allá de una nota de prensa en Rolling Stones o del desagravio colectivo de gente que dispersa sus historias por la red, o de gente que no se conforma con aquello que le ponen en bandeja.

Y entre estos que andan en la trinchera de dar vida a los sonidos, andan Los Madison. Reconozco que jamás habria dado con ellos de no ser por mi colega Jesús. Me insistió en que debia de escucharlos, hasta el punto de ponerme este "Compas de espera" en las manos, con el que he decidido poner voz a esta mañana de sabado, con acordes y sonidos, que recrean tanto la mejor herencia del pop hispano, como el rock americano de gente como Springsteen, Petty o Mellencamp en su faceta mas íntima.


Las cosas están jodidas, y mas para aquellos que no disponen del empujón necesario, por eso Los Madison han recurrido en este su tercer disco, al cada vez mas común crowfunding, es decir, reunir financiación por parte de tus seguidores para grabar el disco, y así se ha gestado este "Compás de espera", trece temas, nítidos e íntimos, que giran alrededor de aquellas derrotas que te acompañan en la vida. Letras que hablan de desengaños tan cotidianos como el dia a dia, desgarradas a veces, doloridas unas con ganas de pasar página otras, que acompañá ese tono íntimo que predomina en el disco, dando voz a una música, llena de firmes convinciones.

Desde la inicial "Compás de espera", con sus acústicas y su letra demoledora, ya te van guiando el camino hacia el mundo de Txetxu y Carlos Altube, José Luis Martín y Alfonso Adanez. "Lo que queda" entra directa en vena, con esas guitarras que suenan frescas y auténticas, el gran trabajo a las teclas que ha hecho Cesar Pop, y esas melodias con sabor a rock americano. Hablando de guitarras, escucha las de "Juego sucio",  hijas de aquel viejo blues, familia de un Miguel Rios que deja su improntá compartiendo voces, en uno de mis temas favoritos de este disco.



"Entre tu y yo" es una intensa y fragil balada que mira de frente hacia el brit pop. Vuelven las guitarras para proclamar "Jamás" que vuelve a cruzar el charco hacia los States guiñando un ojo a Petty. El pop toma la delantera en "Blanco facil", respirando algun efluvio soul lo suficientemente reconvertido para sonar lo mas blanco posible. "Ropa nueva" se conoce perfectamente los patrones de Antonio Vega y demás genios que han dejado melodias inmortales. "Skyline" vuelve a tirar de intimidad, de esos temas que imaginas tocando en algun oscuro local con la unica compañia del olor a piel y desesperación. 

Otro de mis temas favoritos de este disco, y si, se me ve el plumero, es "Dividido". Escuchad esas guitarras y ese aire rockero y la fuerza que derrocha la canción, y esa armónica que le da un sabor brutal. Después del derroche adrenalítico, llega "Casi siempre" con una pedal steel que adorna a las mil maravillas su sencillez. "Sigueme despacio" arde con esas guitarras a lo Springsteen y ese saxo que se le marca en la piel. Para cerrar, Ramón Arroyo, guitarrista de Los Secretos, deja clara su clase en "Me estoy vendiedo mal", que suena a su banda, y para ser sinceros, el espìritu de los Urquijo, me ha sobrevolado en mas de una ocasión escuchando este disco.


No se que calado tendrá esta gente entre su supuesto público, ya  sabeis que yo me muevo en otros parámetros, aunque no pienso perder la pista a Los Madison, y espero que al menos les deis una oportunidad.  Grandes canciones, una gran producción, cristalina, unas letras desgarradoras y una banda que pone el alma en cada intento. Ojala no se queden en compás de espera.

5 comentarios:

Johnny dijo...

My friend, a ver si me puedes enviar algo, ya sabes mis gustos, algo había oído de sus anteriores y me agradó pero no le dí cancha excesiva. Me encanta esa frase de "Este pais ha sido testigo de una generación de músicos que pueden enmudecer a hordas extranjeras, casos como Los Secretos o Nacha Pop,...". A ver este relevo generacional. Un abrazo.

Nortwinds dijo...

eso esta hecho Johnny, ahora me voy a currar, pero mañana me pongo a ello, faltaria mas

Víctor Hugo . dijo...

Me he cruzado con la música de esta gente unas cuantas veces y nunca he salido escamado:)

Dr R. Perkins dijo...

Bien dicho Nort y excelentemente contado como para despertarnos el interés de tener se disco en las manos ya. Rezumando todas esas influencias no puede ser malo.

La verdad es que escuche hace tiempo algo, pero no lo suficientemente convincente como para que calase hondo.

Pero si leí una vez no se donde, q el frontman Lead vocalist de Los Madison era como la nueva promesa la nueva voz del rock español, ya digo no recuerdo ningún tema de este grupo, con lo cual no se que % de exageración hay en tal afirmación , pero pronto me pongo al día.

Paco de la Torre dijo...

La buena música sigue siendo buena venga de donde venga. No conocía a esta banda pero con tu bendición tomo nota. Saludos.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...