Etiquetas

lunes, 10 de diciembre de 2012

GRAVEYARD - LIGHTS OUT


Ya se le ve el final a 2012, cojones como pasa el tiempo, no se a vosotros, pero a mi el año se me ha ido volando, en un abrir y cerrar de ojos. Un año socialmente jodido, bastante negro, y musicalmente, al menos para mi, muy interesante. Ahora comienzan a aparecer las listas de lo mejor del año, algo a lo que todo dios se apunta y yo no soy menos. Reconozco que me cuesta muchisimo decidirme, y cuando tengo la lista hecha, no le doy muchas vueltas mas, porque entonces me volveria loco. Eso si, me mola muchisimo confeccionar listas de este tipo. Y si en el apartado nacional, tengo bastante claro que bandas ocuparan los diez puestos de honor, y en el internacional, aun tengo dudas, y algun disco que otro, que a priori promete, sin escuchar.

Uno de los discos que ronda en mi cabeza entre los favoritos al top del año, es sin lugar a dudas, este "Lights out" de los suecos Graveyard. Ya su anterior "Hisingen blues" era una joya, de esas que no solo gusta escuchar, también disfrutarlas como merecen. A pesar de que soy un amante de todo ese sonido retro en el rock, a veces pienso que está comenzando a haber algo de saturación, con tanta banda desenterrando influencias setenteras, que hay demasiadas bandas queriendo emular a Page, al igual que hay demasiadas borrachas del sonido Sabbath, por lo que dentró de poco, o mas bien, ya mismo, hay que ir empezando a separar el grano de la paja, antes de que esto se convierta en un pastizal.


Está claro que la vuelta a las raices es algo natural, incluso logico, en mi caso, esa vuelta de tuerca hacia el hard prog setentero y por supuesto las influencias de las huestes de Iommi, siempre es lo que mas me ha atraido, y en esa tesitura, mas bien en la primera, es donde se mueven Graveyard, que con este disco, aunque siempre hablando del público potencial que se detiene a escuchar este tipo de rock, están obligados a apostar fuerte y sacar la cabeza de entre el rebaño. Y no se que pensareis, pero para mi lo han hecho, se han marcado uno de esos discos, que con cada canción, me reafirma la certeza de que no me puede faltar el rock en el dia a dia.

Nueve temas componen este "Lights out", al que unas sirenas anuncian el comienzo de "An industry of murder", con un riff muy hard que te introduce de lleno en esa atmósfera que revive los setenta con toda su majestuosidad, pero también de unos Soundgarden mas oscuros, que a fin de cuentas, también bebieron de la misma fuente que Graveyard.  Pero, si hay algo por lo que para mi, este disco valga su peso en oro, es sin lugar a dudas, "Slow motion countdown", una balada inmersa en una preciosa melodia, y un sentimiento a flor de piel que transmite a cada instante.


Graveyard también saben lo que es la potencia, y ese trallazo llamado "Seven seven", donde crean un rudo muro sonico es la mejor prueba de que la banda es capaz de alcanzar cualquier registro. "The suits, the law & the uniform" recoge un poco la furia desatada musicalmente, pero conserva mucha fuerza, sobre todo en ese estribillo y el riff. La corta y efectiva "Endless night", suena muy rockera, directa a la cara, que da paso a la segunda balada de este disco, "Hard time lovin",  otro tema que te atrapa sin remisión, son ese solo de reminiscencias blues.

Rock and roll, o mejor dicho, hard rock, es lo que representa "Goliath", con su marcado riff y el ataque frontal de la voz, que rememora el mejor hard setentero.Que bien suena "Fool in the end", otro de mis temas favoritos de este disco, inprimiendolo ese puntito necesario de velocidad. Para cerrar, cinco minutos justos de gloria llamados "20/20 tunnel vision", retazos del heavy prog setentero que tanto gusta Graveyard, con esa guitarra mas marcada por el blues, que se desliza entre los últimos acordes de este disco.


Como decia al principio, "Lights out" tiene muchas papeletas, para estar por derecho propio entre mis discos favoritos de 2012, porque lo valen, y porque es de esos discos que me cuesta sacarme de la cabeza. a muchos, posiblemente, les parezca mejor "Hisingen blues", a mi, para seros sinceros, me quedo de lejos con este "Lights out", que me parece el vehiculo perfecto para el camino que Graveyard pretenden recorrer, y al que seguros que estamos invitados. Yo pienso seguirles, aunque sea de polizón.

12 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

Ami tambien se me ha pasado volando. aunque fue un vuelo caotico y pesado un año mas! Menos mal que hay discos como este para levantar el animo!
A+

Paco de la Torre dijo...

Gran entrada Carlos. Sin duda unos de los discos del año, para mi sí. Deseando ver tu lista de los mejor del año. Saludos.

Rockologia Twit dijo...

Un pelotazo para terminar el año, sí señor, y una reseña cojonuda.

Mr. Thunderstruck dijo...

Un fantástico álbum sin duda. Grandes Graveyard, podemos confiar en ellos. A mí este año también se me ha pasado en un suspiro. Esperemos que 2013 sea musicalmente al menos en lanzamiento de discos como este año. Saludos!!!

Ofersan dijo...

Sinceramente, hasta hace pocos días no le habia prestado atencion a este disco, es directo y sin concesiones que te hagan cansarte de el, 9 temas a la vieja escuela, no solo en su sonido....saludos

Mr. Sabbath dijo...

Son grandes, y según me informo un promotor, estan subieno como espuma. Sus medios tiempos o baladas son obras de arte, y cuando las hacen en directo, te pueden volar la cabeza tanto como los temas cañeros. Gran disco, aunque todavía me gusta más su anterior quizá, pero esto es para aparecer en muchas listas de TopTen del año.

Saludos!!!!

Blue Monday dijo...

Como bien dices estos tíos si que parece que estén diferenciándose del resto. El disco es cojonudo. Por cierto, esperando tu lista del 2012. Se promete discusión.
Abrazos.

ÁNGEL dijo...

Estará en mi lista. Entró a última hora, pero merece estarlo ;)

LoRbAdA dijo...

Pues yo tambien lo tengo entre los 3 ó 4 mejores aunque aún no lo tengo claro cual ganará. El grupo y el disco son la hostia y estoy deseando verlos en directo!

Edgar Corleone dijo...

Lo he colado en el segundo puesto. Una puta pasada de disco, como el anterior.

Como dices, Carlos, "Slow Motion Countdown" es la joya del disco. Ideales para escuchar en vinilo, por cierto.

Echen un vistazo a como suenan en directo, porque como dicen por ahí arriba, y como demostraron en el Azkena 2012, son BRUTALES:

http://www.youtube.com/watch?v=-KRZUzOrQ3U

dregenwar dijo...

si es la mitad de bueno que el Hisingen blues, a mi me vale. ya sé que regalarme estos días

PUPILO DILATADO dijo...

Cojonudo post hermano. Esta banda y este disco sabía que te gustarían y se nota porque la entrada esta hecha con la pasión de alguién que encuentra el verdadero rock'n'roll en una banda del s.XXI.

Están casi en lo más alto de mi 'top fuckin' ten' aunque no desvelaré quién reina en lo más alto hasta después de Navidad. Pienso que es su disco más equilibrado y variado y, wow! "Slow Motion Countdown" es una jodida maravilla que rebosa feelin' y talento a partes iguales. Ahora mismo, mi favorita es "Seven Seven" pero voy cambiando con los días, je,je,je.

saludos

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...