Etiquetas

viernes, 8 de febrero de 2013

McCOY -THINK HARD


No se si pasará igual con otras músicas, que imagino que si, pero dentro del hard rock, si te sumerges dentro de la larga listas de componentes de bandas legendarias o de coetaneos, en las uniones de músicos maravillosos que dejaban su impronta en cualquier colaboración que salia de sus manos y mentes, te encuentras con verdaderas joyas, que desgraciadamente han pasado desapercibidos en las listas de grandes del género, a pesar de que cimentaron la base de todo lo que vino después, desbordando genialidad y magistralidad en cada acorde, en cada estrofa. Si a ellos le sumamos, esa clase innata de los mùsicos britànicos de las decadas de los 70 y 80, aumenta el placer que sientes al enfrentarte a cualquiera de estos discos.

Uno de estos casos es McCoy, o lo que es igual, John McCoy, bajista de Ian Gillan, Atomic Rooster, Torme, Mammoth....... En el 85 se sacaba de la manga esta maravilla llamada "Think hard", asociandose con otro de esos músicos nunca lo suficientemente reconocido ni reivindicado, como es Paul Samson, cuya banda Samson, aunque muchos la relacionen con el hecho de que Bruce Dickinson estuvo allí antes de pasar a Iron Maiden, fue uno de los grupos con mas clase y elegancia que ha dado esa jodida época dorada llamada NWOBHM. Como decia, McCoy y Samson (John habia sido bajista en la última fase de la banda de Paul) unieron fuerzas, junto a otro clásico como es Colin Towns a los teclados (quien colaboró con nuestros Barón Rojo en "Volumen brutal"), T. Bone Rees a la voz y Ron Rebel (Bernie Torme, Iron Maiden, Gibraltar) a la bateria.


 El disco se abre con "Freemind" y unas guitarras buenisimas por parte de Paul Samson, una canción rápida, muy rockera y a la vez melódica, con ese sabor de principio de los 80 en el riff. "The demon rose", ataca de pleno la melodia, cercana al a.o.r. por momentos, sobre todo gracias a los teclados de Colin. "The loving lies", recuerda por momentos a Samson, muy melódico y un solo de guitarra que demuestra el buen gusto que tenia Paul tocando. "Hell to pay" es mas heavy, muy NWOBHM en su espíritu, sobre todo en las guitarras y la forma de cantar de T-Bone, que hace un trabajo magistral durante todo el disco, adaptandose a lo que el echen. Evidentemente, es uno de mis favoritos del disco.

Hard rock clásico, muy rock and roll, es lo que traen con "Heads will roll", con un estribillo magistral, a lo Vandenberg, otra de esas bandas a rescatar. En "Ride the night" vuelve a salir a la palestra la mano de Paul Samson, recordando su trabajo con su banda, pero con una orientación mas "americana". Por no faltar, no falta ni el momento bluesy, que tanto atesoraba el hard rock de aquella primera decada, aun en su seno. Este florece con "Fear of the morning", eso si, lo suficientemente "metalizado", con una base rítmica que se convierte en el colchón sobre el que descansa todo el potencial de la banda y de nuevo las guitarras haciendo de las suyas.



El disco lo cierra "Jerusalem", al menos el original. En el 97 se lanzó una edición llamada "Think hard again" con mas temas y tal, pero eso es harina de otro costal. Como decia, cierran con "Jerusalem", de sonido mas épico, a lo que ayuda que en el estribillo, colabore el Mathern Village School Choir, con esas guitarras y las melodias de T-Bone, que me recuerdan tanto a Samson, como a los primeros Magnum. Una gran manera de poner fin a esta joya de disco. Sin lugar a dudas, o al menos a mi me lo parece, la mano de Paul Samson es fundamental en el sonido de las composiciones. Un grandisimo trabajo, momentos antes de que el hard rock explotara con otras sonoridades, dejando en el baul de los recuerdos, discos enormes como este.

2 comentarios:

Ofersan dijo...

Tengo por ahí un disco de McCoy, la portada es un cómic, toca Bob Kulick si no me equivoco, el hermano de Bruce, no se acompañaba mal. Saludos

cartas para enamorar dijo...

I love this post, it's great!

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...