Etiquetas

domingo, 17 de febrero de 2013

SAXON - SACRIFICE


Hasta hace un año y poco, tuve un viejo coche, un Mondeo del 93, que me costó cuatro duros de segunda mano, porque su propietaria lo tenia casi abandonado. Por aquel entonces, me cambiaron los horarios en el curro, y nos vimos en la necesidad de pillar un segundo coche para algunos dias, y nos salió esta oportunidad. Estaba totalmente arañado por fuera, casí no quedaba un centimetro donde la chapa estuviese con la pintura completa. Y a pesar de que se pegaba semanas sin conducirlo, en cuanto me montaba y metia la llave en el contacto y lo giraba, ronroneaba como un puto gato. El cabrón jamás  tuvo un solo momento de duda, siempre arrancaba a la primera. Hace un año y poco, nos compramos un coche nuevo, y entregamos el Mondeo, y si os soy sincero, me dio hasta pena, porque incluso mi hija tendia predilección por aquella vieja chatarra.

Mi viejo Mondeo me recuerda a Saxon, incluso porque habia gente que me decia, "cuando vas a quitarte ese coche de encima", igual que algunos todavia dicen "Ah, pero Saxon siguen sacando discos". Y es que la banda del viejo Biff es como aquel coche, por fuera ya se les nota el paso de los años, pero en cuanto enchufas alguno de sus discos, aquello suena como un puto Ferrari. Saxon tienen nuevo disco, "Sacrifice", y dice Biff, que puede ser el último de la banda, espero que solo sea un lapsus pasajero. Estos tios tienen una gran historia detrás, punteros de la NWOBHM, fueron de los pocos capaces de sobrevivir al paso del tiempo, no al nivel de popularidad de Iron Maiden, pero si con una honestidad bestial y unos discos, mas que dignos.


En los 80 atesoraron una serie de discos, que son obligatorios en la discografia de cualquiera que se llame a si mismo heavy. Pero es que en los últimos diez o doce años, han sacado joyas como "Metalhead", "Killing gound" o "Lionheart", además de seguir siendo, una de esas bandas, que sabes que jamás te va a decepcionar encima de un escenario. Además tio, Biff Byford es un puto amo, uno de esos tipos que desprende rock and roll por los poros, y que ama la música por encima de  todas las cosas. ¿Que pueden ofrecer Saxon en 2013"?, pues un pedazo de disco llamado "Sacrifice", en el que demuestran, que ellos son historia del heavy metal, que no podria entenderse sin tipos como ellos.

Tras la intro "Procession", entran a matar con "Sacrifice", riffs contundentes, de la mano de un rejuvenecido Paul Quinn, sin desmerecer a Doug Scarrat y un Biff Byford que canta como si no hubiese pasado el tiempo por el. Este disco nos devuelve a unos Saxon mas agresivos y contundentes, como aquellos de final de los 90 y principio de 00. Inicio de aire irlandés para "Made in Belfast", de sonido algo mas reposado, y ritmo machacón, sobre todo gracias a Nibbs Carter y Nigel Golckler. "Warrios of the road" me devuelve a los 80, hasta ese sonido de motos a toda velocidad (¿Motorcycle man?), con un gran estribillo.


"Guardians of the tomb" y ese punteo de corte clásico, junto a esos riffs mas ochenteros, nos devuelve a los mejores tiempos de gloria de la NWOBHM, uno de los mejores momentos que ha vivido el rock duro en toda su historia, y que deberia ser de obligatoria revisión por todo aquel que ose a entrar en el mundo del heavy metal. La cosa se pone mas caliente aun con "Stand up and fight", vaya título mas clásico, con sabor a esas canciones que me hacian levantar el puño una y otra vez. Magnifica canción, de nuevo con un Biff sensacional y unas guitarras muy buenas.

Os va a parecer una locura, pero en la estrofa  de "Walking the steel" me ha venido a la cabeza Dio, con esa dureza implicitá en la pesadez de los riffs mas que en la velocidad, y ese buen solo de guitarra. Potencia y mas potencia en el comienzo de  "Night of the wolf", para dar paso a la épica, una canción heredera de discos como "Power and the glory" o "Crusaders", genial. "Wheels of terror" es muy heavy, muy cañera, con la banda creando un muro sónico tras la voz de Byfford y acelerando durante el solo. Cierran este "Sacrifice" con "Standing in a queue" y unas guitarras muy a los hermanos Young, en un corte mas hard rockero.


De verdad os digo, que ojala Byfford reflexione, y este no sea el último disco que nos regalen Saxon. Porque estos tipos, saben sacar los colores a muchisimas bandas actuales, que cuentan con el apoyo  y fervor de mucha de la parroquia metálica. No se si lo viejos tiempos fueron mejores, pero lo que tengo claro, es que los protagonistas de esos dias, como Saxon, siguen estando aqui para quedarse. Debemos de estar de enhorabuena, porque no solo Maiden y Saxon siguen en la brecha, en los últimos tiempos, gente como Angel Witch, Sweet Savage o Tygers of Pan Tang están grabando y de que manera. Por cierto murcianos, allí tendreis a Holocaust, vaya envidia. Rememorando una de las viejas canciones de Saxon, and the band played on.

1 comentario:

King Piltrafilla dijo...

Excelente comentario,gran banda, buen álbum... pero creo que no tiene un sonido definido. En mi opinión son Saxon pero no lo son. No sé si me explico. Esas guitarras ac/dcianas que comenta y que son obvias, ciertos pasajes acceptianos en los que el mismo Biff parece Tornillo... lo dicho, un disco que soporta muchas escuchas -lo que ya es positivo- pero que demuestra que el grupo está perdiendo su estilo característico, algo que los últimos años ya habíamos notado. O quizás es que soy un nostálgico de los Saxon '80s.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...