Etiquetas

domingo, 3 de febrero de 2013

THE COBRAHAWKS - VOLUME ONE


Manda huevos, como diria Trillo, que una vez olvidado 2012 e inmersos en 2013, nos hayamos ventilado en un abrir y cerrar de ojos el primer mes del año. Sumergidos en febrero, con aroma a carnavales en el ambiente, aun tengo una pila de discos del año pasado por escuchar, que se van juntando con los que van saliendo, que por cierto, este mes pasado ha estado calentito, en cuanto a discos esperados. Los domingos intento aprovechar para echarme al cuerpo mas discos que de costumbre, aunque hoy ha sido uno de esos dias, en los que colega con niño cumpleañero, monta fiesta en la que nos hinchamos a birra mientras los niños corren salvajes, y llegas a casa con la persiana a medio cerrar, nada mas sentarte en el sofá.

Y eso que comencé este domingo con una de mis bandas punk rockers favoritas de este pais, Aerobitch y su "Steamrolling" (nota mental, a ver cuando cojones hablo de este disco, con la de veces que lo he escuchado), pura dinamita, para un dia que se presentaba movido, y que lo ha sido. Pero claro, para cerrar la sesión dominical, que mejor que volver al punk rock, aunque esta vez, viajando hacia Canada, con unos tios muy influenciados por el rollo Turbonegro, lo cual ya es una garantia, y unas letras picantes aderezadas por unas guitarras rápidas.


Pues bien, estos tios son The Cobrahawk, y con este e.p. de cinco temas, titulado "Volume one", se dedican a repartir la ración diaria de mala leche musical, que la seguridad social deberia recetar obligatoriamente, antes de que alguna cabeza pensante termine privatizandola definitivamente. Quizás con la sobredosis de rock and roll necesaria, sus mentes estarian mas claras, y si no, que se rindiesen ante este acelerado "Taste my rock and roll", con el que The Cobrahawks abren a toda pastilla, mucha melodia, velocidad a raudales y una bateria marcando el tiempo como si se le fuera la vida en ello. 

"Man out of me" rebaja un poco la velocidad, cambiandola por unas fabulosas guitarras que escoltan esas voces cercanas al punk mas melódico que tantos adeptos tiene. Hablando de guitarras, escuchad las de "Goddamn", y es que estos tios, cabalgan entre el rollo escandinavo, pero tampoco miran de lejos a bandas como Bad Religion. Y casi sin darte cuenta, ya estás metido en "Deetalks", abrasivo y veloz, como alma que lleva el diablo.


Lo peor de este "Volume one" es que hace muy corto, demasiado, y casi sin darte cuenta, ya estás escuchado "Yes man", el último tema,  pensando en volver a pulsar el play en cuanto esa bateria deje de machacarte. Ninguno de los 5 temas llega a los tres minutos, bueno, "Deetalks", ni tan siquiera llega a dos. Espero que pronto tengamos un larga duración de la banda entre las manos, bueno lo de larga, con la duración de los temas, igual es un decir, pero lo cierto, que la mejor forma de ir pensando en abandonar este domingo y mentalizarse para encarar otra semana, es con la música de The Cobrahawks.

2 comentarios:

Blue Monday dijo...

Como siempre que leo un post tuyo me dan ganas inmediatas de comenzar a escuchar lo que recomiendas. Me pongo con ello.
Abrazos

Capitain Poon dijo...

Me encanta esta gente, con esa chulería y desparpajo....Un abrazo

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...