Etiquetas

jueves, 21 de febrero de 2013

W.A.S.P- W.A.S.P.


Estoy de acuerdo, que para montar un buen concierto de rock and roll, unos tipos simplemente con sus guitarras son capaces de conquistarte, sin parafernalia alguna. Pero será que soy de otra epoca, mas "colorida", pero yo echo en falta muchas veces un buen show que acompañe a la música. Hay veces que la sobriedad de ciertas bandas, a pesar de que sus canciones me hace olvidarlo en el momento, me deja a un escalón del extasis total. Que si, que yo he visto al puto Tyla, el solo con su guitarra, dar un concierto de rock and roll de esos que quitan el hipo, acompañado unicamente de si mismo. Pero también he flipado como un enando, cuando AC/DC sacan a Rossie o disparan los cañones en "For those about to rock".

Esta claro, que muchas bandas, no tienen la capacidad económica de arrastrar un cierto espectáculo, pero es que a veces, echo en falta, nuevas generaciones que tengan gusto por la provocación e ir un poco mas allá, aunque sea un exceso de pose y pueda caer en lo burdo. ¿Quien no ha flipado con las decapitaciones de Alice Cooper?, ¿con los vomitos de sangre de Gene Simmons?, ¿con el travestismo sexual de los New York Dolls? o incluso con los Motley Crue mas casposos. Si hay una banda que adoro en cuanto a ese rollo, son W.A.S.P. Joder, unos tios que llaman a su banda, somos unos pervertidos sexuales, ya van por el buen camino, y si encima llevan a un elemento como Blackie Lawless, capaz de lo mejor y lo peor, de lo sublime y lo patético a partes iguales, no pueden dejar indiferente.


Un tipo que ha declarado que se metió en el heavy metal porque queria que le chupasen la polla. Un tipo, que dice que conocia a esa bestia borracha de guitarrista, llamado Chris Holmes, en una revista porno gay. Un tipo con el que la hemoglobina corria por el escenario, y decapitaba cerdos o lo que hiciese falta (de manera figurada, que nadie saque ya las pancartas), y que lo mismo ha sodomizado muñecas simulando ser monjas que Marilyn Manson. Un tipo que era el objetivo número uno de esas legión de falsos moralistas del P.M.R.C., seguro que la Sra Gore, tenia mas de un sueño humedo con los viciosos de W.A.S.P, que cuyo primer single se llamó "Fuck like a beast", y que se marcó uno de los mejores discos debuts que ha conocido el heavy metal de los 80.Blackie al bajo y voz, Chris Holmes y Randy Piper a las guitarras y Tony Richards en la bateria, eran unos depravados y unos macarras, y fueron capaces de trasladar eso a sus canciones, dotandoles de un aire que sigue sonando impecable casi 30 años después. 

 Abrir un disco con una canción que se llame "I wanna be somebody", ya es toda una declaración de intenciones. Y que canción amigos, de las mejores que ha escrito Lawless en toda su vida, cañera, macarra, llena de melodias y con un estribillo de esos que repites hasta la saciedad. Mucha gente se rie al recordar los videoclips de los 80, pero que coño, como disfrutabamos con ellos, y que imaginación le echaban. Recordais el de "L.O.V.E. machine", chica mojigata, a la que se le aparece la banda en sueños, con Blackie cantandole, que todo lo que necesita es su máquina del amor. Otro de los grandes temas de W.A.S.P., la misma regla que el anterior, estribillo que te engancha.


"The flame" es un rock and roll muy acelerado y duro, con unas guitarras buenisimas y de nuevo un gran estribillo, algo que se repite durante todo el disco. Que da paso a "B.A.D." y sus fantásticas guitarras, con una bateria genial, que va marcando y añadiendo potencia. Como buenos americanos, mientras unos niños recitan el juramento de lealtad, unas guitarras a continuación vuelven a dar una lección de heavy metal a la americana en "School daze", proclamando rebeldia, por el mero hecho de ser rebelde, si causa alguna. Una de las mejores canciones de este disco, es sin duda "Hellion", poderosa y directa, que muestra a unos tipos que lo que buscan es hacerse notar, que todo el mundo sepa que están ahí, ya lo decian al comienzo, quiero ser alguien.

La balada, o baladón es "Sleeping (in the fire)", con un Lawless desgarrador, y esas guitarras poderosas en mitad del tema, que la dotan de fuerza. "On your knees" es pura potencia, adrenalina y con un solo buenisimo. La verdad es que Holmes era mas presencia escenica que músical, sobre todo porque estamos hablando de un tipo de casi dos metros, siempre borracho y con una facilidad escandalosa para la violencia, lo que hacia, que casi siempre, lo que salia de su guitarra quedase en un segundo plano y que eclipsara también a Piper, pero ambos, sin ser los típicos guitar heros de la época, cumplian de maravilla.


Chirrian los aparatos de tortura que dan paso a "Tormentor", con una bateria asesina, esa pegada va conduciendo el tema, junto al magnífico estribillo y esa concesión a la comercialidad mas hard rockera de la mitad del tema.  Metidos en harina, cierran con "The torture never stop", de guitarras heavys, bajo cabalgando y bateria poderosa, cerrando uno de esos discos obligatorios, y que sigue estando entre mis favoritos de la década. Luego hubo reedición, con el perseguido "Fuck (like a beast)", un cover del "Paint in black" y "Show no mercy", que le añade mas emoción, si no tienes el original del 84. Luego ya nada fue lo mismo, muchos altibajos en los discos de la banda, cambio de sonido, de estilo, de forma de escandalos... pero inolvidable este debut, que no dejó a nadie, ni nada, indiferentes.

1 comentario:

King Piltrafilla dijo...

Cuando me compré ese vinilo en el Corte Inglés -me acuerdo porque durante muchos años estuvo la etiqueta enganchada en la portada- pensé que WASP llegarían a ser más grandes que los Crüe. Luego no fue así, pero este WASP me parece un disco muy superior al debut de los de Sixx. Y The Last Command tanbién es un lujo de álbum.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...