Etiquetas

domingo, 28 de abril de 2013

MANFRED EHLERT'S AMEN - AGUILAR


Entrevistando el otro dia a los suizos Slam & Howie & The Reserve Men (aqui para leerla) cuando le preguntaba por el rock en Suiza, nombraba como referencia a Krokus, y yo no podria estar mas de acuerdo (aunque en terrenos mas metálicos, también añadiria a bandas como Celtic Frost o Coroner), ya que la banda de Marc Storace es una de mis debilidades desde siempre. Hace unos dias os hablaba de su último disco, "Crazy Dynamite", cuya reseña podeis leer pinchando aqui, y en 2010 hacia lo mismo con "Hoodoo" (aqui). Su constancia, buen hacer, buenas canciones y ese espíritu del mejor hard rock de toda la vida, siempre me ha gustado, y por supuesto, la voz de Marc Storace.

Marc siempre ha andado metido en muchas historias, desde aquel combo hard prog de los 70 llamado Tea, de los que también hablé en el blog (here) a sus movidas mas melódicas en solitario o con China por ejemplo, es el claro ejemplo de buen vocalista, capaz de adaptarse a lo que le pongan por delante. Rebuscando por ahí, he recordado este disco del 96, cuando no corrian buenos tiempos para el hard rock, pero aun habia gente que seguia haciendo aquello que le gustaba y mejor sabia hacer. Manfred Ehlert, ya habia sacado un disco anterior con el proyecto Amen, un ambicioso disco que pretendia grabar con muchos vocalistas, aunque al final, se tuvo que conformar con Glenn Hughes que cantó y compuso tres temas y Marc Storace, vamos que conformarse es un decir, porque con estos dos vocalistas cualquiera se puede llamar dichoso.



El segundo disco de Manfred Ehlert's Amen, contó en su totalidad con Storace, excepto un tema cantado por Glenn Hughes. En ese rollo hard/A.O.R. heredero de los mejores tiempos de la época anterior, sin ser un disco de los que te cambiará la vida, si es una de esas grabaciones que siempre gusta llevarse al oido, sobre todo si el hard rock melódico está entre tus preferencias. Abren con "When you need love tonight", muy buenas guitarras y esos teclados tan típicos del A.O.R. "Why don't you wanna stay" tiene un punto mas rockero, sobre todo por la voz de Storace, porque la base musical sigue estando muy implicada en el lado mas melódico del rock, y si no, prestad atención a esa parte central de la canción.

"I see the blue in the sky" mezcla el a.o.r. con las sonoridades del hard mas clásico, como hacen Magnum por ejemplo, algo que a la voz de Storace le viene de maravilla. "I'm a man" se acerca casi al pop mas rockero de los 80, algo que también se podria aplicar a la siguente "Feel the joy". "Soul man funky man" podria haber sido la cantada por Hughes, porque tiene ese rollo funky que tanto gusta al vocalista con ese riff de hard clásico. Buenisimas las guitarras de "Lost child" y ese estribillo rockero y cañero, que pone las cosas en su sitio. Sobre todo me gustaria destacar el gran trabajo que hace Storace durante todo el disco.


"Make my day II" es un precioso medio tiempo, en el que la voz de Hughes lo eleva a la máxima potencia. Que forma de cantar tiene este tipo, capaz de ponerte la piel de gallina con aquello que sale de su garganta. Guitarras rockeras para "Shine one" y ese rollo de bacile tan pegado al hard rock cuando este saca la chuleria hacia fuera para desembocar de nuevo en un derroche de melodia que rapidamente se vuelve hacia terrenos cercanos al funk rock, todo ello en una canción. Cierran con "The magico of K-1", ritmos pop en los teclados y esa estrofa heredada de los Purple de Coverdale y Hughes, dan punto final al disco.

Como dije mas arriba, no es una obra sagrada del hard melódico, pero si otro de esos discos, que salió en los dias equivocados (para la prensa claro) y que seguro, quedó en el anonimato para mucha gente. Para fans del a.o.r. y de Marc Storace, siempre te hará pasar un buen rato la escucha de "Aguilar". Además, siempre esta bien reivindicar a esos viejos rockers, que a pesar de viento y marea, nunca se rinden.

No hay comentarios:

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...