Etiquetas

domingo, 30 de junio de 2013

HARDREAMS - UNBROKEN PROMISES


¡Que maltratado ha sido siempre el a.o.r. en este pais! Si, aunque ahora le salgan defensores a ultranza de debajo de los teclados del ordenador, siempre ha sido blanco de ira, mofas y cachondeo generalizado de buena parte del rock, y ahí que decir, algunas veces que con razón, pero otras con exceso de sorna y mala intención. Pero a pesar de todo, la cantera de bandas de este pais moviendo por las orillas más melódicas del rock, es excelente. Así a brote pronto, me vienen a la cabeza gente como Guru, Tony Solo, Airless, Eden Lost, The Val o el veterano Rafa Martín, por nombrar solo a algunos que se empeñan en seguir construyendo grandes melodias envueltas de magia.

Quizás uno de los casos mas sangrante es el de Hardreams, ya con cuatro discos en el mercado, con compañia yankee como Perris detrás, que en su escuderia maneja a bandas del tipo de Warrant, Helix, Enuff z nuff, Jetboy o Paul Shortino entre otros, y aunque por supuesto consigue las alabanzas de medios, blogs y panfletos como este, sigue sin alcanzar ese status de banda consolidada entre el panorama rockero, y es que he conocido yo mucho fan del a.o.r. que huye como del diablo de lo que se lanza en este pais, mientras canta a lo Journey las alabanzas de aquella banda que un dia sustituyo en un bolo a los teloneros de Nightranger cuando presentaban su primera maqueta en una aldea cercana a Alabama.


Bueno, tampoco me quiero cebar en exceso en un mundo a veces demasiado etilista y amante de los clubs de campo privado, en algunos casos, que tampoco es plan de generalizar, porque seria un error garrafal, para centrarme en el nuevo trabajo de Hardreams, que mamma mia, que forma de sonar tienen estos tipos, si ya lo habian dejado claro en anteriores lanzamientos, aqui vuelven a poner sobre la mesa que tienen y deben de formar parte de las quinielas de todos los amantes del rock melódico y de aquellos capaces de disfrutar con la buena música, sea de donde sea que venga. En este disco no hay un hit claro como en los anteriores, pero si que el nivel roza un techo tan alto en su conjunto que realmente no hace falta.

La conjunción está clara, melodia a raudales y unos músicos conscientes de lo que son capaces de sacar de sus instrumentos. Desde la inicial "Count on me" con esos teclados maravillosos, toda una declaración de principios, a esas guitarras hard rockeras de "A high mountain to climb", callando bocas de aquellos que piensen que Hardreams no saben rockear con pelotas, sin perder su sello. ¿Que diferencia a esta banda de otras? escucha "It's only love", y si no caes rendido ante el, no vuelvas a repetir que echas de menos los ochenta, sus estribillos y sus temas pegadizos, intensos y con feeling. Mas guitarreo con "The war is over", ritmos pesados, oscuro y denso, pero repleto de elegancia, a mi que no soy santo y seña del a.o.r., me ha encandilado este tema que se sale un poco de lo habitual.


Pero no os asusteis, "Woman in black" profundiza en ese mar de melodias, coros y estribillos para disfrute del personal, y de que manera, amigos mios. Ya iba llegando el tiempo de la balada, y por supuesto esta es "Now you're mine", con un gran trabajo vocal (realmente impresionante durante todo el disco), y esos teclados que le dan la grandeza necesaria para toda balada que quiera permanecer en la memoria colectiva y no perderse en el cajón de los medios tiempos. "The last inside" es un tema donde hay que prestar atención principalmente a lo que estos tios son capaces de desarrollar, con esos tintes cuasi progresivos que se marcan. "Goin fast" tiene un rollo "Radar Love" que tira de espaldas, nadando hacia corrientes del rock más clásico. El tema título es otro de los puntos fuertes de este disco, y mira que es complicado destacar un tema sobre otro, pero esas guitarras iniciales y esa entrada vocal, ya valen un imperio por si mismas y no digamos el estribillo, un lujo.

Guitarras mas heavys para "Cross the line", incluso esos coros se meten de llenos en terrenos mas poderosos, para moverse por terrenos cercanos al metal progresivo, añadiendo aspereza a su sonido. Cierran con "All and now", en plan intimista, de esos temas para agarrar a la parienta y dar gracias por tenerla cada dia a tu lado, o recordar viejos tiempos con los colegas, cuando lo importante no iba mas alla de esos momentos de comunión y amistad. Que gran disco se han marcado Hardreams, y pase lo que pase, nadie les podrá decir que no pusieron el alma, el corazón y el conocimiento en saber lo que mejor hacen, hacernos disfrutar.


2 comentarios:

Rockologia Twit dijo...

Uno de los mejores discos de AOR del país, junto con Airless. Buena entrada, siempre es más fácil alabar a quienes vienen de tierras lejanas que a unos vecinos.

Orlando dijo...

Hice una reseña de ellos en el blog de unos amigos, suenan bién.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...