Etiquetas

martes, 6 de mayo de 2014

FM - FUTURAMA


La primera vez que escuché hablar de FM fue gracias a un disco que me compré de Magnum, para ser más exacto, "Mirador", un recopilatorio de preciosa portada, que lanzaban con FM Records, que allá a mitad de los 80 incluia en su catálogo a bandas británicas de rock melódico como los propios Magnum, Shy o Dark Star y otros como King Kobra que venian de los U.S.A. En el interior del vínilo, aparecia discos de la discográfica, y por no ir a la estantería a buscar el disco, así de cabeza recuerdo que estaban el "Reel to Reel" de Dark Star, el "Thrill of a life time" de King Kobra, y también aparecian FM. Si descubrí a Magnum con ese disco, y quede encadilado con su música, el siguiente paso, fue ir haciendome con el resto de material que allí venia, hasta que llegué hasta FM, y mi encuentro con ellos fue fascinante, en unos días en que el hard melódico conquistaba medio mundo, en el que en los USA se decidia quien subia a la fama, en los tiempos de los Poison, los Warrant... en el que Def Leppard rompian los charts, y Whitesnake o Kiss, reconducian su sonido para no perder el tren, siempre pensé, ¿por qué FM se quedaban un paso por detrás?.


Lo suyo era el A.O.R. elegante y con clase, más cerca de ser compañeros de viaje de unos Foreigner que de Slaughter por ejemplo, veia pasar por delante de mis ojos, bandas con menos pedigrí, que conseguian mejores montantes, mientras que FM, quedaba en un discreto segundo plano, con la admiración de muchísimos fans, pero no tanto de medios y mainstream, y es que, si UK habia sido la meca del hard rock en los primeros 80, la segunda mitad de la década, les dejó aislados, como los hermanos pobres, que no conseguian colar sus bandas dentro del reino de los cielos, establecido al otro lado del Atlántico. Pasó el tiempo, y FM no se han rendido, ahí han seguido, el interés que vino junto a internet por el A.O.R., y la lucha de algunas discograficas por seguir manteniendo viva la llama, llevó a la reedición de sus discos, a su incorporación a festivales dedicados en cuerpo y alma al género, y a volver a grabar, para regocijo de sus fans, entre los que reconozco encontrarme.


Este falso e.p., porque si que son cuatro temas, pero luego le meten seis temas y un remix, por lo que queda otro disco completo para disfrutar de la banda. Han estado a final de abril por nuestro país, con obra nueva, y con un Steve Overland, que sigue siendo una de las mejores voces que ha dado este negocio.Cuatro temas con el sello de la banda, es decir, melodías, elegancia, estilo y calidad al por mayor. "Futurama", la canción es una instrumental de minuto y pico, muy Brian May, todo sea dicho de paso, que da paso a "Cold hearted", donde enseguida te das de frente con esas voces, y unas guitarras buenísimas al principio, para dar paso al reino de teclados y esa magistral forma de cantar de Overland. "Bad that goods on you" de nuevo con esas fantásticas guitarras de Jim Kirkpatrick, con ese estribillo, que hace disfrutar al máximo.

"Preying on my mind" es la cuarta y última canción de estudio de este ep, una balada, con acústicas, y el omnipresente teclado de Jem Davis, que sin ser realmente, lo mejor que han compuesto de este estilo, si que deja constancia del buen hacer del grupo. El resto del ep, son temas en directo, con los que disfrutar de como suenan estos tios encima de un escenario, "Tough love" de "Rockville", cuyas guitarras iniciales siempre me recordaron a los Def Leppard del "Hysteria", da paso a "All or nothing" de "Aphrodisiac", una canción que siempre me gustó muchísimo, y lo sigue haciendo en este directo, que por cierto, no es que suene con toda la clarida cristalina que se le presupone a la banda.


Le siguen "Closer to heaven", "Crosstown train", también del disco lanzado el año pasado, y que muestra la faceta más rockera de la banda, para terminar con "Story of my life" y "Breathe fire", como  podeis comprobar, practicamente basado en su último disco en estudio, aquel Rockville lanzado en dos volúmenes. Terminan con un remix de "Cold hearted". Sabe a poco, por que solo sean cuatro temas en estudio, pero la verdad, es que es un placer disfrutar de la voz de Overland, de Kirkpatrick y del resto de FM. Este año está siendo de bonanza en cuanto a la vertienter más melódica del rock, un tipo de música con un público quizás reducido, y a veces excesivamente etilista, pero eso si, muy fiel a sus bandas.





2 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Los priemros lps de Fm me gustan bastante con ese sonido Aor melodico, desconocía este nuevo trabajo por lo que mirare haber que tal

21st Century Schizoid Man dijo...

Se quedaron a las puertas por una sencilla razón: cuando apareció el Appetite, barrió con todo, y ya sabes cómo fueron los noventa. Ahí tienes la respuesta, Carlos. Un abrazo. Me escucharé ese trabajo.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...