Etiquetas

sábado, 3 de mayo de 2014

MOSCÚ BABIES - DIARIOS DEL CAOS


Fin de semana de locura, ruido de motores generalizado, olor a asfalto quemado por un sol abrasador y a neumáticos que van dejando media vida en el. Gasolina flotando en el ambiente mientras miles de pajaros de acero sobrevuelan las calles de la ciudad, haciendo explotar pistones a la vez que los motores rugen sin descanso. Durante este fin de semana, la ciudad es tomada por monstruos de dos ruedas, que dan un nuevo tipo de vida a una ciudad que se ha acostumbrado a su acometida anual. Y entre tanto eco lejano de motores, la banda sonora debe rugir mínimo, al mismo volumen, o acaso, dentro del rock and roll way of life, las motos no han tenido siempre su lugar, entre tantas otras cosas relacionadas con la imagineria que acompaña a nuestra música, que pide a gritos la vuelta de la actitud, de dejarse las pelotas en cada surco de un disco, encima de un escenario.


El rock and roll es cosa de pelotas, dicen,  algo que sale de más abajo del ombligo, y tienen razón, pero no literalmente, porque son muchas las mujeres que nos han dado lecciones de actitud, de canciones desnudas, de sudor y rabia, provenientes de ese hueco en el pecho, y de unos palmos más abajo del ombligo. Mujeres capaz de patear traseros, como Joan Jett, capaz de resumir ese sex appeal natural, que ningún bisturí ni sesión de maquillaje puede dar, cuando se tiene el brillo salvaje de la seducción, cuando se sabe andar por el filo de la navaja. Quiero mujeres en el rock, y las quiero ya, porque ellas tienen ritmo, como decia Bon Scott, pero también tienen agallas. En ese baile peligroso de ahí detrás, es donde aparecen gente como Tania C y su banda, Moscu Babies, dispuestas a devolvernos ese sonido hecho por mujeres de verdad, no por barbies de colección.


Para este "Diarios del caos", disco debut, junto a Tania C y  la guitarra y bajo de Tito y la batería de Jorge Pecha, nos encontramos a Star Mafia Boy, con su voz, su guitarra y su producción, añadiendole ese toque hard rockero y callejero, que tan dentro lleva uno de los rockers favoritos de este blog, y su inseparable Juan Olmos, en cuyos estudios, ha cobrado vida este disco, y la ayuda de Apachete y Nacho Ortiz, consiguiendo un sonido que navega entre las mejores Runaways, Ramones, Social Distortion, New York Dolls o Killer Barbies e incluso ese power pop femenino de los ochenta que rezumaba calidad y elegancia, en un disco que puede presumir de melodías y peligrosidad a partes iguales. La voz de Tania, que a veces me recuerda a otra de mis rockeras favoritas, Silvia Superstar, es el hilo conductor, durante 12 canciones que van regando de rock, punk y pop, la tarde, la noche o lo que le eches encima.

El disco abre con las guitarras a lo J. Thunder de "No estoy bien" y esa mezcolanza ente el pop y el punk a lo Killer Barbies, fresco y divertido. Magnificas guitarras las de "¿Quién aguanta más?", que le dan un toque hard rockero, con ramalazos punk. "A qué estás esperando? suena pegadiza, actual, accesible, una de esas canciones que pueden llegar sin problema al gran público, en vez de la cantidad de basura que consumen gracias a los 40. "Intenté" tiene un rollo rockero más clásico, sobrio con Tania cambiando el registro. Con Star Mafia Boy en la grabación, tiene su punto que Moscú Babies se marquen un cover de aquel "Kate Moss", gamberro y glam,  pura provocación, que suena de vicio en las voces de Tania y S.M.B. El tema título es el single del disco, potente, guitarrero, rockero, una carta de presentación inmejorable, una de esas canciones que te hace pasar de cero a cien en un segundo.



Después del asalto adrenalítico, "Triste y gris" suena más sosegado, más calmado, a pesar de esas guitarras barriobajeras que suenan por detrás.  "La cara B" tiene un rollo muy Joan Jett, sobre todo por esa forma de cantar muy cercana a la de la reina del rock, y con esas guitarras medidas. Comienzan a sonar acústicas, llenando el ambiente de un ambiente más íntimo, para la balada "Angel", donde de nuevo Tania, demuestra su capacidad para desenvolverse a las mil maravillas en cualquier historia, esta vez, con esos coros de aire pop. Quietos, todos a saltar, que las guitarras de "Sigo en pie" piden guerra, estructuras cercanas a New York Dolls, ritmos ramonianos, un ataque frontal en toda regla, si señor. 


En "Todo", vuelta a fòrmulas más rockeras, me viene a la cabeza de nuevo Joan Jett, en esos parametros más hard rockeros. Pone punto final, "Mi lugar", que suena divertida y rápida, con esos coros pegadizos, donde de nuevo se vuelve a concentrar ese viaje por la frontera de sonidos pop sin perder la fuerza y sobriedad rockera. "Diario del caos" es un gran disco, que debe poner a Tania y a los suyos en el buen camino, con esa mezcla de fuerza dosificada, actitud callejera y melodías que la pueden llevar a ser degustada, tanto por el público rockero, como por el que está más por otras opciones más accesibles. Enfriad unas cervezas, por Moscú Babies van a calentar el ambiente y necesitareis algo frio, para vuestro gaznate y secaros el sudor. Rock on.



2 comentarios:

PUPILO DILATADO dijo...

Parece un discazo en toda regla bro'!. Tañía C es una apuesta de presente y de futuro para todo el rock n roll con ovarios, ya escuche algún adelanto en el blog de star mafia boy y me encanto.

Yo también quiero grandes mujeres en el ROCK!!!

bernardo de andres herrero dijo...

disco y grupo con mujer al frente y sonando a Thunders un buen cocktail que tratare de encontrar

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...