Etiquetas

domingo, 29 de junio de 2014

YES - HEAVEN AND EARTH


Lo reconozco, he despotricado hasta la saciedad de Yes, y lo sigo haciendo, no creáis. Será que Owner of a lonely heart me parece una canción odiosa, y que nunca he terminado de congeniar con ese almibarado sonido de los británicos. ¿Donde está el peligro del rock and roll?, desde luego en la música de Yes, no. Entonces que coño haces hablando del nuevo disco de la banda, pensareis con razón. Será que llevo unas semanas escuchando mucho rock progresivo, será que después de una tarde de curro infame, y tras una cerveza de medio litro y dos bourbons bien cargados, cualquier cosa puede salir de los altavoces de mi reproductor (aclaro que escribo esto un sábado por la noche, con la medianoche bien pasada). Teniendo en cuenta, que el vecindario podría protestar de lo lindo, sin enchufo a los Nashville Pussy, por que no probar con lo nuevo de Yes. Tienen millones de fans en todo el mundo, posiblemente sea yo el energúmeno que está equivocado. Claro, que también Hitler tenía a millones de alemanes convencidos de su buen trabajo, y no pienso reconocerselo. 


Dice Steve Howe, excelso guitarrista, todo sea dicho, que Heaven and earth es los dos polos opuestos y enfrentados, pero necesarios en la vida y el universo. Como el ying y el yang, arriba y abajo o estudias o trabajas, no perdón, esto último es lo que tiene escribir, con  un par de copas encima. Ya lo dije, rock and roll dangerous. Ahora en serio, es incontestable la calidad de estos tíos, tampoco soy tan ceporro, como para no reconocerlo. Y si algo me llama la atención sobre ellos, es esa capacidad para las melodías, aunque a veces, me parezcan demasiado almibaradas. Pero como decía, es una banda con la que el feeling nunca termina de aparecer, la química la dejamos olvidada, cada vez que hemos intentado intimar musicalmente. Que en las labores de producción de este disco, ande alguien como Roy Thomas Baker, puede suponer un aliciente para mi, al igual que Chris Squire, un bajista por el que siento predilección.


Cuentan que Yes es otra de esas bandas que sufre la maldición del vocalista, y para esta ocasión, junto a Howe, Squire, Down y White, han alineado a un vocalista norteamericano, así que haciendo un juego de palabras con mi afición al cine, podriamos decir que esta nueva aventura de Yes podríamos subtitularla como un hombre lobo americano en Londres o un Yankee en la corte del Rey Arturo. El elegido es Jon Davison, de los excelentes Glass Hammer, que no lo hace nada mal, y tiene ese tipo de voz que no desentona para la banda, pero que reconozco que a mi me termina cansando. Ya la inicial "Believe again", que contiene muy buenas intenciones, y una excelente guitarra de Steve Howe en el solo, me empalaga. Yes son unos músicos que no necesitan que nadie les reconozca a estas alturas nada, ya  han demostrado de sobra su valía, y evidentemente, tocan como auténticos maestros, pero a veces, la música es algo más que la genialidad de la técnica.

Reconozco que me ha costado llegar al final del disco, a pesar de que vuelvo a repetir, disfruto con la música, pero se me hace cuesta arriba tanta melodía, esa voz que no termina nunca de romper, que no encuentra ni por asomo una sola pizca, aunque sea pasajera y por un solo segundo, de mala leche, de fuerza. No sé que pensarán los fans de la banda de este Heaven and earth, sinceramente, jamás me he parado demasiado en ellos, en sus aventuras y desventuras, ni en el desarrollo de su historia. Y tras este accidental encuentro, por ambas partes, creo que los británicos y este servidor, seguiremos cada uno por su lado, como ese conato fugaz de pasión, donde al final no prenden las llamas, y todo queda en una disimulada mirada hacia otro lado. Es un buen disco, tocan de escandalo, pero, parafraseando a los Stones, ahora que están tan de moda en estos días, and I try, and I try, I can't get no satisfaction.

3 comentarios:

Aldo dijo...

Como fan de la banda estoy un tanto desilusionado.. Es también para mi demasiado almibarado, mucho mas que casi cualquier otro disco q escuches de ellos, con mas arrebato y rebeldía.. por cierto no tienen q demostrar nada, así q al menos celebro q sigan en actividad y presenten nueva música.. Aunque el resultado no me guste tanto.. Un abrazo y salud!

Alex Palahniuk dijo...

Me remito a lo que te dije en Fb, caballero: todos tenemos asignaturas pendientes.

daniel bastida dijo...

Oiga; ¿qué es exactamente lo que usted ha oído y conoce de YES, y cómo me dice que sus muchísimos seguidores están equivocados como lo estaban los seguidores de ? Estupefacto me he quedado con este esperpento suyo.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...