Etiquetas

lunes, 8 de diciembre de 2014

BRANT BJORK AND THE LOW DESERT PUNK BAND - BLACK POWER FLOWER


Me gustan las series, pero reconozco, que me cuesta un mundo engancharme realmente a alguna, que consiga crearme la adicción necesaria, para tener la ansiedad de esperar bien el próximo capítulo, si en ese momento está en emisión, o devorar capítulos de forma obsesiva, si están ya a mi alcance. Además, no termino de conseguir sintonía con los grandes totems del formato, alabadas y renombradas por la mayoría, bien sea, por sus cotas de calidad o popularidad, ocurre el hecho de que no me he sentado a verlas, como en el caso de Los Soprano o The Wire, o cuando lo he hecho, siguiendo el consejo de muchos, ha faltado esa explosión que crea los lazos necesarios, como con Breaking Bad o Juego de Tronos. Reconozco, que soy más, de como llamarlas, series de "medio pelo". Lo malo, es que algunas de ellas, que si estaban entre mis favoritas, cuando comienzan a acumular temporadas, se encuentran con que mi interés, va decrementando en proporción inversa, al número de episodios acumulados.


Ando al límite de mandar a tomar por culo, series como The Walking Dead o Homeland, que he seguido a pie juntillas, pero que sus últimas temporadas, están cansándome, bien sea por la exasperante lentitud de la primera, o el intento de rizar el rizo, cuando los acontecimientos, predecían un más que digno final, para la segunda. Solo Sons of Anarchy, sigue resistiendo el paso del tiempo a mi lado. Ahora ando liado con la cuarta temporada de American Horror Story, cuya bizarra imaginería, junto a la musa Jessica Lange, quien por cierto, en el primer capitulo de la nueva temporada, se marca un "Life on Mars?" de David Bowie, Resurrection, How to get away with murder y la primera temporada de Nashville. Excepto la última, que tengo varios capítulos por delante, las demás, voy visionándolas, semana a semana.


Si a veces es mi paciencia la que da al traste con las series, otras son las productoras. En cuestión de unos días, he devorado la primera (y desgraciadamente última, pues Fox ha anunciado su cancelación) temporada de Gang Related. La historia de un departamento policial especializado en la lucha contra las bandas, en su lucha contra Los Angélicos, y la de estos mismos, inmersos en sus propios líos internos, y en su lucha con Los Metas, latinos como ellos, Los Señores, formada por negros y la aparición inevitable de las mafias rusas y chinas. Que uno de los policías estrellas de la unidad, sea a su vez, un topo de Los Angélicos, liado con la ayudante del fiscal, hija de su superior en la policía, y que el líder de Los Angélicos, sea como un padre para él, asegura, la suficiente tensión en la serie, cuyo final, anunciaba una ya inexistente segunda temporada, al rojo vivo. Y ya os digo, que es una de esas series, con argumento trillado, que seguro que le buscáis mil pegas y bla, bla, bla...but I like it.

Siempre me han gustado esas series de aroma fronterizo, a pesar de transcurrir cerca de las playas californianas, ese continuo vínculo entre México y los States, que parecen predestinado a esa especie de atracción fatal. Ese aroma a desierto, que se lleva dentro, aunque tengas el mar al lado, como pasa con ese aroma marino, que te acompaña en tu interior, aunque vivas en la cima del Kilimanjaro, porque el mar y la arena, son la vida misma. Pero hoy me voy  a decantar por el secano, árido y espeso, con ese sol lisérgico, capaz de dar vida y a la vez apagarla entre alucinaciones, que se viven más reales, si en tus oídos, resuenan sonido de alguien como Brant Bjork. No creo que el tipo necesite presentaciones a estas alturas. Desempolvad vuestros discos de Kyuss o corred a comprarlos si no los tenéis. Subid el volumen con sus aportaciones en Fu Manchu o sus correrias en solitario, como esta que nos trae ahora, acompañado de The Low Desert Punk Band.


"Black power flower" lleva varios días atizando mi cerebro con sus ritmos y sus riffs, atormentando mis cada vez más destrozados oídos, obsesionandome, provocando sed en mi garganta que la cerveza trata de ahuyentar, mientras el Tequila me tienta desde un oscuro rincón de la barra. No es fácil, al menos para mi, no rendirme ante "Controllers destroyed" y su lección básica de stoner. "We don't serve their kind" sigue cruzando la misma carretera desértica que la anterior, con ese riff y esa base rítmica hipnótica. Las guitarras retro de "Stokely up now" o "Buddha time (everything fine)", donde convergen las influencias más rockeras y clásicas. Vuelven a las andadas con "Soldier of love" y "Boogie Woogie on your brain", donde el bajo toma protagonismo entre el monolítico riff.

"Ain't no running" suena a Black Sabbath, al origen del mal primigenio. "That's a fact, Jack" tiene cierto regustillo funk que se va alternando con el muro formado por ese riff stoner. "Hustler's blues" hace honor a su nombre, con esa suerte de blues desértico, que abandona el Delta para perderse en la rocosidad cercana a la frontera. Cierran con el brutal riff de "Where you from, man" que va creciendo paso a paso, y que me recuerda a Kyuss. Bjork, junto a sus compinches, dió otra dimensión al rock hace ya años, y se ha ganado a pulso, el reconocimiento y devoción que muchos le profesamos. Por cierto, a Brant, le acompañan, Bubba DuPree (Void), Dave Dinsmore (Ché) y Tony Tornay (Fatso Jetson).
Boogie Woogie on Your Brain

 Bubba DuPree (ex-Void), bassist Dave Dinsmore (formerly of Bjork‘s Ché project) and knocks-it-right-out-of-the-park drummer Tony Tornay (Fatso Jetson) - See more at: http://theobelisk.net/obelisk/tag/brant-bjork-and-the-low-desert-punk-black-power-flower/#sthash.4utv5SmQ.dpuf

 Bubba DuPree (ex-Void), bassist Dave Dinsmore (formerly of Bjork‘s Ché project) and knocks-it-right-out-of-the-park drummer Tony Tornay (Fatso Jetson) - See more at: http://theobelisk.net/obelisk/tag/brant-bjork-and-the-low-desert-punk-black-power-flower/#sthash.4utv5SmQ.dpuf
 Bubba DuPree (ex-Void), bassist Dave Dinsmore (formerly of Bjork‘s Ché project) and knocks-it-right-out-of-the-park drummer Tony Tornay (Fatso Jetson) - See more at: http://theobelisk.net/obelisk/tag/brant-bjork-and-the-low-desert-punk-black-power-flower/#sthash.4utv5SmQ.dpuf



3 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

La de Nashville que estoy al dia curiosamnete cuano empiezan a salir mejores canciones los capitulos mson peores. un Falcon Crest entretenido

PUPILO DILATADO dijo...

Pues chico, yo estoy que no quepo de placer con tanta serie, he acabado hace poco The Bridge, Fargo, Orante is the New Black y The Americans; en mi mas oscura soledad le doy a los zombies tanto con Walking (me ha decepcionado esta primera parte de la quinta) y su versión bizarra que no esta mal con "Z Nation"; con Homeland me esta gustando esta cuarta y con Treme me la reservo porque pinta muy grande. Por cierto, te sorprenderá pero ayer mismo veía el primer capitulo de Sons Of Anarchy jejeje.

Hablando de Brant Björk, estoy con Black Flower Poder y con tan solo dos escuchas ya se que me gusta mas que Vista Chino y el debut de John Garcia. Soberano álbum!!

Alex Palahniuk dijo...

Y yo sin poder ver la Fox...

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...