Etiquetas

viernes, 10 de abril de 2015

BOB DYLAN "SHADOWS IN THE NIGHT". PERDIDO EN LAS SOMBRAS DE LA NOCHE.


No creo que Dylan a estas alturas necesite dar explicaciones a nadie. Se lo ha ganado a lo largo del tiempo. También es consciente de que las palabras grandilocuentes, viven cercanas a sus trabajos, porque artistas como él, tienen prácticamente el partido ganado antes de salir al césped. Si Dylan quiere ser Sinatra, al menos en cancionero, que Zimmerman es demasiado listo para meterse en según que berenjenales, su vida y su carrera es. Siempre habrá quien le defienda sobre todas las cosas y mire mal a quien según su parecer, tome su nombre en vano. Habrá quien sea capaz, más allá del fanatismo o el servilismo, de comprender y disfrutar de su disco. Por ultimo, estarán aquellos incautos, que hundan sus pies en el fango, porque encuentren en este disco, más sombras que noches. Y soy, de los que se alinean en este último bando.


El hecho de que Dylan quiera dejar constancia de su pasión por Sinatra, adaptando para si sus canciones -si, ya se que solo en una, Frank puso su autoría, pero todos las relacionan con su garganta-, no me parece mal. Siempre he pensado que un artista no debe limitar su talento, que el registro que decida tomar, no debe ser coartado. Pero también creo a pies juntillas, que el fan no debe peaje a nadie, que para eso paga, y su bolsillo se debe resentir con aquello que le satisfaga, para que sarna con gusto no pique. No seré yo quien me atreva a decir que el disco es malo, porque no lo es. Dylan lleva las canciones a su terreno, con el respeto y a la vez altanería, que solo los grandes se pueden permitir.


Pero como lo cortés no quita lo valiente, igual que afirmo lo escrito arriba, debo decir que he sido incapaz de escuchar el disco entero, sin ir cambiando de canciones, antes de que estas llegasen al fin del minutaje. Vamos, que me aburre esta aventura de Dylan, que si la respuesta en 2015, para él, no está en el viento, para mi, desde luego, no está entre las sombras de la noche. Quizás sea cosa de la edad, no se si de la suya o de la mía, o que tampoco soy muy seguidor de Sinatra, pero lo único cierto, es que este disco, pocas veces -por no decir, de este agua no beberé- va a sonar en mis altavoces.

2 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Creo que el experimento le salio bien. No es que el dsico sea para tirar cohetes pero dado que no se presagiaba nada bueno pues m elo he escuchado y no molestaba. Si creo que el trabajo de producci´on es mayusculo limpiando la voz de Dylan

Joserra Rodrigo dijo...

you are right from your side i´m right from mine, Dylan tiene respuesta para todo, Gran disco para ir en coche un domingo por la ciudad observando a la peña andando por las calles con él puesto. Haz la prueba. Aunque igual los atropellas porque te duermes. Un abrazo!

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...