Etiquetas

viernes, 6 de mayo de 2016

PEO - Welcome to the party

Demasiadas veces el A.O.R. es un saco roto, al que intentan ir a parar demasiadas cosas, incluidas justificaciones varias, como si a estas alturas de la vida, alguien necesitase excusar lo que escucha o deja de escuchar, creo yo. Pero lo cierto, es que en buena cantidad de discos de A.O.R., rock melódico, hard melódico o como os de la gana llamarlo, hay una calidad incuestionable, que mucha gente deja pasar por desidia o simplemente prejuicios. "Welcome to the party", el nuevo disco de Peo, banda de Peo Patterson, es  una muestra en todo su recorrido de lo que es el género y de como hacer las cosas cuando se posee el talento necesario. Aunque sueco de nacimiento, su música siempre ha ido más cercana a los parámetros del rock melódico americano que del sueco, que todo sea dicho, también posee una escuela de aupa. Y si el disco de por si, ya suena de maravilla, gracias a la labor de Peo que se encarga de voces, bajo y teclados, sumale unas guitarras apabullantes a cargo de Roger Ljunggren.


La cosa ya pinta bien desde la primera canción, que da nombre al disco, guitarra rockera, buen solo, melodía a raudales y estribillo de los que se queda a la primera. "The promise" te hará viajar atrás en el tiempo y no querer regresar de ese estribillo. Grandísimos teclados para "You've got it going on", ¡y vaya guitarra!, puro a.o.r., lleno de clase. Sigue caminando la cosa sin variar con "Coming out", presumiendo de estribillo, aunque esta me suena un poco más lineal. La cosa vuelve a subir con "Break another heart", guitarra y teclados, de manual, para enseñar en las escuelas, y la voz, fantástica. "Sweet dreams" es mucho más hard rockera, a pesar del toque marca de la casa de Patterson, es cierto que consiguen un trasfondo más potente. "Eilene" cuenta con otro fabuloso solo de guitarra, y es que de verdad, que el trabajo de Roger en este disco es simplemente grandioso.

"It's all coming back to me" suena a hard clásico, con un toque muy Purple que se reflejan no solo en los riffs de guitarra, también en la melodía de voz. "Love a woman" es puro 80's, la voz en primer plano, robando protagonismo y un marcado riff. "The apple of temptation" baja el nivel, no es una mala canción, pero si es cierto, que comparando con el resto del disco, queda bastante deslucida y es un lastima, porque es un pequeño borrón en un muy buen disco. Cierra "Dangerous", con un sonido más heavy rock, y pone punto final a un gran disco, lleno de melodías y un trabajo de guitarras brutal.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...