viernes, 25 de mayo de 2018

¡Vamos a echar unas versiones!

La versión ha sido desde siempre la única y verdadera escuela del rock and roll. Hasta los más grandes han rendido homenaje a sus mentores en sus discos, en sus directos. Una forma de rendir pleitesía a la pasión. A todos nos gusta de vez en cuando echar unas cervezas con los colegas en el bar mientras una banda toca esas canciones que nos sabemos de memoria, la cosa cambia cuando el homenaje se convierte en negocio, cuando el buen rato se convierte en el pan nuestro de cada día. Reviso la programación que me ofrecen bares de la zona y solo veo bandas tributos o bandas haciendo versiones. Conozco músicos de versiones que se dejan la vida en el local de ensayo, dando forma y perfección a canciones fuera de los estándares habituales, recordándonos temas que jamás debimos dejar de escuchar, y los respeto con fuerza. No me convence volver a escuchar la enésima versión de "Highway to hell" por mucho que ame a Bon Scott y a AC/DC como parte fundamental de mi creencia en esta historia llamada rock and roll. 


Se nos escapa de las manos, nos venden festivales de bandas tributos cuyos carteles reproducen en grande a la banda original, las plazas de los pueblos han sustituido las orquestas de verbena por bandas de rock que tocan canciones para aquellos a los que el rock se la trae floja. Me dicen que es lo que la gente quiere, que les cuesta acercarse a nuevas bandas, que prefieren la apuesta segura. ¿En serio?. ¿Que nos separa de desterrar para siempre a los músicos de un escenario y sustituirlos por un dj con un portátil y un pendrive como otras músicas ya están haciendo?. Mi no comprender, como decían en aquella película que tantas veces vi a media tarde. Partiendo de la base de que cada uno se busca la vida como le da la gana, lo siento, yo me declaro insumiso ante tanta reiteración de versiones y tributos, y seguiré buscando ese grupo cuyas canciones propias me de la vida. No lo dije yo, lo dijo Bon Scott, it's a long way to the top if you want to rock and roll.


1 comentario:

Juani dijo...

Muy de acuerdo. He tocado en una banda tributo y acabé aburridísimo, lo que no entiendo es cómo la gente va a estos conciertos...
En el peor de los casos, prefiero conciertos de VERSIONES que uno de COVERS.