Etiquetas

martes, 10 de julio de 2012

AEROSMITH - PUMP


El otro dia sorprendí a mi hija mirando  mis discos, supongo que curiosidad infantil mas que realmente interés. Se habia parado en Aerosmith y miraba con atención una foto de la banda. Supongo que si algun dia, decide, en vez de poner el disco y escucharlo, investigar por su cuenta, quien es esa banda cuyos discos posee su padre, tenga que explicarle que Steven Tyler no tiene nada que ver con Jennifer Lopez y que Aerosmith, en el fondo son algo mas que el típico recurso de muchas revistas cuando tienen que hablar de rock.

Con Aerosmith como ejemplo, quizás le pueda explicar, que cuando se está en la cima, el camino al infierno te espera en la siguiente esquina, como la gente se puede degradar de tal manera, hasta llegar a ser tan patéticos, que en un concierto, al cambiar el orden del set list, y tocar la canción con la que siempre se despedians como inicio, se largasen del escenario pensando que el show habia llegado a su fin, o volver a repetir temas, olvidando que ya las habian tocado. Enseñarle que aunque el dinero puede muchas cosas, como convencer a los padres de tu novia de 14 años para adoptarla y asì llevartela de gira, pero que al final de todo, no es lo mas importante, ni lo que mas cuenta.


Pero Aerosmith también me pueden servir como ejemplo, para demostrarle, que cuando uno quiere, cree en si mismo y tiene ese algo especial, es capaz de renacer de sus cenizas, y conseguir que aquellos que se burlaban de ti llamandote yonki acabado, de nuevo se pongan de rodillas para lamer tus botas, o que toda una generación de jovenes bandas, que han tomado el relevo por merito propio, se aparten para ver como tus discos vuelven a colocarse en lo mas alto y abrirse camino hacia el éxito, como si nada de lo malo hubiese pasado nunca antes.

Esos son Aerosmith, una de las bandas mas grandes que ha dado el rock and roll, algo ganado por derecho propio, y que renacen cual ave fenix, y vuelven a caer, cual borracho de taberna en su camino de regreso al hogar. Una banda que por desgracia, vuelve a dar tumbos y que lleva años entre discos que no alcanzan el nivel que se espera de ellos y con sus miembros preocupados en otros menesteres. Un Steven Tyler, mas preocupado por su vida social que musical. Un Joe Perry apoltronado, que cada dia me recuerda mas a Richie Sambora, un tipo al que todo el negocio alaba (me refiero a Sambora) y venera como espíritu rockero de Bon Jovi -aun recuerdo cuando edito "Stranger in this town", gente empeñada en compararlo con Clapton-, mientras que el tipo, vive de puta madre bajo la sombra de Jon, sin arriegar nunca. No es el caso de Perry, pero si es cierto que cada dia me recuerda menos al bando de Ace Freshley, para conformarse con ser un Sambora o un The Edge.


Eso si, cuando estos tios deciden ponerse las pilas, son una máquina de matar, como demostraron a final de los 80. Después de estar desahuciados por muchos, volvieron con un gran "Permanent Vacations", pero en plena fiebre hard rockera, cuando jovenes bandas dominaban las listas y viejas glorias tiraban de casta para no quedarse a  la saga, Perry, Tyler y compañia, hicieron a todos echarse a un lado, al lanzar en el 89 un disco como "Pump", con el que volvieron a sus videoclips a copar espacios televisivos, sus singles a sonar en las radios a cada momento, y atraer para si a toda una generación de jovenes fans del rock, que los proclamaron como la gran banda que era.

Eligieron uno de los productores de moda, Bruce Fairbairn, y presentó ante el mundo diez temas redondos, desde ese inicial y rockero "Young lust", en el que las guitarras de Perry y Whitford gritaban, junto a la caracteristica forma de cantar de un Tyler en un inmenso estado de forma. Los de Boston tenian en este disco, el pie puesto encima del acelerador, y las melodias clásicas de "F.I.N.E", lo dejaban claro, la competencia era dura, pero ellos sabian de sobra de que iba esto, ya habian sido unos de los putos amos en los 70. En aquellos dias, una canción tenia que tener ese toque pegadizo para sonar en las emisoras, y si lo acompañabas de un buen videoclip, tenias medio trabajo hecho, como pasaba despues de la intro "Going down" con "Love on an elevator", un tema con un groove bestial, y un estribillo para ser cantando hasta la saciedad.


El regustillo a sabor clásico, la slide de Perry y un Tyler que se sale durante todo el disco, convierten "Monkey on my back" en otro de esos temas imprescindibles. Otra de las canciones que ya han pasado a formar parte de los clásicos de los de Boston, es sin lugar a dudas "Janie's got a gun", un medio tiempo con mucha fuerza que te va atrapando segun va ganando en intensidad. "Dulcimer stop" es la introducción hacia "the other side", otro de los grandes temas de este disco, por el que la banda fue demandada por los compositores  Holland-Dozier-Holland, que decian que la melodia del tema sonaba muy similar a la de "Standing in the shadow of love", por lo que Aerosmith los introdujeron en los créditos del disco como compositores de "The other side". También fueron demandados por una banda llamada Pump, a la que ganaron el caso.

Aerosmith se adaptaron a los tiempos que corrian, pero no olvidaron ese hard boogie que tan bien facturaban en los 70, y "My girl" es la prueba mas evidente. En "Dont get mad, get even", le imprimen un sabor mas bluesy, con armónica incluida, una grandisima canción y un riff enorme. Mirada hacia los setenta, para encarar esa joya llamada "Voodoo medicine man", destilando clase a raudales. Para cerrar "What it takes", un tipo de tema característico de los Aerosmith de los 80 en adelante, con grandes dosis de comercialidad, un precioso medio tiempo marca de la casa.


Pump les llevaria a encabezar un grandisimo Monsters of Rock con Whitesnake, Quireboys, Poison y Thunder, que meterian 200.000 personas en Donnington. Luego vendria mas exito con "Get a grip" y ya una serie de discos menores, del que solo salvaria, aunque a menor nivel, un infravalorado "Nine lives". Aerosmith deben volver, a lo grande, a llenar estadios, a llenar nuestra vida de rock. Van Halen han vuelto con un gran disco, Rush también, el de Kiss ha levantado muchas expectativas, porque no esperar lo mismo de los de Boston. Ojala olviden American Idol (aunque no olvidemos, que en los States, el rock forma parte de la cultura popular, está arraigado, no es como aqui, donde la aparición del rock suele ser irrisoria y a veces tratada de forma patetica), se pongan las pilas y demuestren porque son, por derecho propio, uno de los grandes.

5 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Qué maravilla de disco. Sin lugar a dudas mi disco favorito de la banda, mucho más que los cacareados "Rocks" "Toys In The Attic" o "Night On The Ruts". ¡Viva los Aerosmith de los ochenta y noventa!

Bounty Hunter dijo...

No sé si será cosa del calor, peró hace uno días que sufro una fiebre Aerosmithiana.
Discos, libros, videoclips y algún directo.
Ese es el tratamiento que estoy siguiendo.
Justamente ayer me llegó la edición especial en digipack y caja de "cuero" del Pump.
Un discazo que tiene de todo y compite de tu a tu con cualquier lanzamiento de la cosecha del 89. Que no són pocos: Sonic Temple, Dr. Feelgood, Thrash, The Great Radio Controversy...
Esa gira fué demoledora. Los Aerohombres estaban en un inmejorable nivel de forma y el setlist era increible. Un estupenda mezcla de lo mejor de Permanent Vacation y Pump, junto a los viejos clásicos de los 70's.
El directo grabado en Philadelphia del 90 es una buena prueba de ello.
Yo seguiré medicandome, que los Cult vienen pisando fuerte y tengo una cita con ellos la semana que viene.
Draw The Line!!!

LoRbAdA dijo...

Graaaandes tio!!!! Amo a Aerosmith más que a muchas cosas. Buena defensa del Nine Lives, por cierto. Podría decirte tantas cosas de este disco, ayer mismo lo ponia a todo carajo. Solo tienes que ver la cabecera de mi blog donde está presente.

Gran post. Un saludo.

King Piltrafilla dijo...

Buena entrada. Yo también tengo este vinilo, el único de la banda que poseo. Claro que tengo una joya -en mi opinión- llamada Pandora's Box y una cinta de Nine Lives, que debo decir que me gusta tanto o más que el mismísmo Pump. Sin embargo, Aerosmith no me han marcado tanto como otras bandas.

joao dijo...

Gran reseña!!! y si, ojala y vuelvan a renacer y salir del letargo actual y saquen material igual o mejor que el PumP, Discazooo

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...